Elementos que conforman la imagen corporativa

imagen corporativa

El concepto de imagen corporativa podría resumirse en una sola palabra: todo. Es decir, la suma de elementos tangibles y no tangibles que forman parte del día a día de las organizaciones y que, directa o indirectamente, envían un mensaje tanto a quienes trabajan en ellas como a los agentes externos.

Tiene un vínculo estrecho con la identidad corporativa. Al igual que las personas, las empresas necesitan diferenciarse unas de otras para marcar diferencia en los mercados y posicionarse.

El corte de pelo, el vestido, los colores que usa o incluso la forma de desenvolverse en público son elementos que caracterizan a cada persona y que definen su identidad. Si se trata de las empresas, la identidad corporativa se determina por una serie de aspectos. ¿Cuáles son? ¿Qué relacionan guardan entre ellos?

 

¿De qué está hecha la imagen corporativa de una empresa?

Antes de entrar a fondo en este tema, conviene dejar claro que  imagen corporativa sólo hay una; es decir, las empresas necesitan definirse de una forma específica, pues de lo contrario su concepto y su propuesta de valor tienden a difuminarse en la mente de los clientes.

Por tanto, todos los elementos que la componen deben estar alineados bajo los mismos criterios. No puede haber criterios opuestos o que comuniquen cosas distintas. Se requiere unidad, cohesión y coherencia.

Como hemos dicho, la imagen es una categoría amplia y en la que cabe prácticamente todo. Sin embargo, dentro de ella se destacan algunos elementos como los siguientes:

1) El nombre de la empresa:

Por obvio que parezca, el es primer elemento que transmite una idea de la empresa o de que lo que ésta realiza. Lo más idóneo es que tenga relación con la actividad comercial y que sea lo suficientemente llamativo como para generar interés.

2) El logo y otros símbolos:

Es un elemento muy importante si se trata de llegar al público. Logos como el de Apple o Coco-Cola llevan años en la mente de los consumidores sin que pierdan consistencia ni perdurabilidad. Todo logo debe transmitir la idea del negocio y considerar tanto el target al que se dirige la empresa como sus competidores.

3) El eslogan:

Suele tener un gran impacto en los consumidores cuando es innovador, creativo y, a la vez, habla de los beneficios del producto. Muchos se diseñan como si fuesen promesas.

4) Los colores (identidad cromática):

Los colores también comunican. De hecho, muchas compañías se conocen más por el color de sus logos que por los logos en sí mismos. El uso del color puede darse de dos formas: acogiendo su significado esencial o añadiéndole otro en función del mensaje que se quiera transmitir al consumidor.

5) La página web:

Además de ser una herramienta fundamental para las labores de marketing en la era digital, la página debe responder a los mismos principios del logo, el eslogan, la gama cromática elegida o el lenguaje. De lo contrario, no tendría sentido.

6) Brochure:

Se refiere a todos aquellos elementos complementarios de comunicación, como por ejemplo las tarjetas de presentación, los sobres, los correos electrónicos, las facturas y hasta la chapa que llevan sus representantes a los eventos.

 

Por último, debemos mencionar la cultural empresarial como un elemento más de la imagen corporativa. O lo que es lo mismo, el estilo de dirección y los valores que se fomentan con cada acción o decisión. También esto define la esencia de una empresa.

 

Post relacionados:

Tags:

2 Comentarios

  1. karla
    9 enero, 2017

    hola

  2. patricia
    10 mayo, 2017

    cuales son los elementos corporativo

Añadir comentario