Economías de escala vs deseconomías de escala. ¿Qué son?

economías de escala

Las economías de escala y deseconomías de escala se producen cuando el coste de producir un producto/servicio baja o sube según aumenta o disminuye la denominada tasa de producción. Básicamente, la economía de escala hace referencia a la capacidad de una empresa para producir más a menor coste. Por ejemplo, cuantos más zapatos produce una compañía, más baratos son estos. Cuanto más produce, menos le cuesta cada unidad. En el lenguaje cotidiano utilizamos el término economía de escala solo para referirnos a las que tiene sentido ascendente. Es aquí cuando hablamos de dicha producción que es menos costosa cuanto más se produce.

Si representásemos las economías de escala en un gráfico, la curva del coste promedio a largo plazo o curva CPLP describiría una pendiente en sentido descendente. ¿Cuándo ocurre esto? Pues cuando el incremento porcentual (en tanto por cien) de la producción sobrepasa al incremento porcentual (en tanto por cien) de la totalidad de los insumos.

Si quieres aprender todo lo esencial sobre las finanzas, descarga el ebook: Los conceptos más importantes de las finanzas que todo manager debe conocer

Para analizar las economías de escala de una empresa se suele utilizar la relación existente entre los outputs que encuentran su origen en los inputs de la misma. Es decir, si una empresa dobla la cantidad de factores de producción (inputs) y consigue que la producción se multiplique más del doble estamos hablando de una compañía definida por las economías de escala.

Las economías de escala encuentran su causalidad en diferentes factores. En primer lugar, se reparten los costes fijos entre un mayor número de unidades producidas, reduciendo el coste medio por unidad. La evolución tecnológica y la optimización de los procesos productivos –por ejemplo, la especialización- se encuentran también entre los principales impulsores de este tipo de economía.

Por su parte, las deseconomías de escala son aquellos factores que provocan que la producción de servicios y productos se realice con un incremento en el coste promedio por unidad. Si aumenta la producción más allá de cierto volumen, tanto la gerencia como el equipo de trabajo comenzará a tener dificultades para controlar y coordinar todo el proceso de producción, ya que la responsabilidad se diluye y los planes presupuestarios de cada sección de la empresa entrarán en conflicto y se incrementarán los costes. Podemos distinguir entre deseconomías internas y deseconomías externas.

Deseconomías de escala internas

Se desarrollan como resultado de la extensión de las propiedades únicas. Su origen se encuentra en la posibilidad de que aumenten los costes administrativos cuando aumenta el número de unidades producidas. Esto deriva de la aparición de problemas de coordinación de los procesos productivos en una mayor escala, de la ampliación de la jerarquía de administración y de una mayor burocracia. Con todo, hoy las compañías cuentan con medios suficientes para prevenirlas y atajarlas.

Deseconomías de escala externas

Las deseconomías de escala son el resultado de la expansión de una o más compañías. Dicha extensión genera el aumento de costes. Las deseconomías de escala se pueden clasificar en monetarias y tecnológicas.

  • Monetarias. Aparecen causadas por aumentos de precio en los insumos provocados por la ampliación de la compañía que los utiliza. Pongamos un ejemplo. Una empresa del sector eléctrico se expande. Dicha expansión puede provocar un aumento en los costes por trabajador de sus empleados. Así, se genera una deseconomía externa para el resto de compañías del sector.
  • Tecnológica. La expansión de las empresas aumentan los costes de otras instancias. Por ejemplo, una empresa que genere vertidos al mar generará mayores costes de tratamiento de aguas.

 

Post relacionados:

 

finanzas-manager

Tags:

Añadir comentario