¿Cuál es la diferencia entre préstamo y crédito?

Si eres responsable de finanzas de un negocio o si trabajas directa o indirectamente con esta área, es probable que alguna vez te hayas preguntado cuál es la diferencia entre préstamo y crédito. Pues bien, no eres ni el primero ni el último que se plantea este interrogante. En el post de hoy vamos a resolver todas las dudas con respecto a ello.

 

Diferencia entre préstamo y crédito, ¿de dónde viene la confusión?

Generalmente se alude a los conceptos de crédito y préstamo como si fuese la misma cosa, aunque en realidad tienen significados distintos. Si bien ambos son productos de tipo financiero a los que recurren empresas o particulares para cubrir compromisos o gastos, es necesario clarificar lo que supone cada uno:

  • Préstamo:

Se entiende por préstamo a aquella operación financiera en la que una entidad, por lo general de carácter bancario, entrega una determinada suma de dinero a otra entidad o persona particular, que a partir de ese momento pasa a convertirse en el prestatario. Los préstamos se caracterizan por el hecho de que el acuerdo fija que el prestatario devuelva la cantidad prestada al prestamista en un plazo determinado, la cual puede hacerse efectiva por cuotas prefijadas o regulares. Si en el acuerdo se fijan intereses mientras se hace efectiva la devolución de la suma en cuestión, ésta se realiza sobre el total prestado. Es, por tanto, una operación con un ciclo de vida determinado y que, al menos en principio, no puede extenderse más de lo previsto. Si llegara a hacerlo, las condiciones del préstamo cambiarían.

  • Crédito:

El crédito comparte con el préstamo el hecho de que una entidad bancaria facilita a otra entidad o un tercero una cantidad para cubrir sus necesidades, pero dejando claro que la suma no se dará toda desde el principio, sino que se hará efectiva a través de cuotas o según los requerimientos de cada momento. Por ejemplo, un crédito se puede materializar con el uso de una cuenta o el cupo de una tarjeta de crédito, a las cuales el prestatario podrá acceder de forma gradual. O dicho de otra manera, la entidad prestamista hará entrega de la suma de forma parcial y según las peticiones del cliente. En este caso, los intereses que se cobran por la operación no incluyen el dinero total, sino que sólo actúan sobre el dinero que el prestatario haya utilizado. Ahora bien, a medida que éste devuelva el dinero, también en cuotas o plazos determinados, tendrá la posibilidad de pedir más siempre y cuando no se exceda en el límite fijado en el acuerdo inicial.

 

Diferencias entre préstamo y crédito, ¿cuáles son?

Una vez hemos repasado detenidamente la definición de ambos conceptos, convendría extraer las diferencias más significativas entre préstamo y crédito. Toma nota:

  • Mientras en el préstamo el cliente dispone de una cantidad total desde el inicio del acuerdo, en el crédito la suma que se le facilita sólo estará disponible de forma gradual y según sus necesidades.
  • El préstamo es una operación con un ciclo de vida cerrada y determinada, pues contempla unas fechas de devolución que, al menos en principio, no se extienden; de hecho, cualquier modificación supone un cambio en los puntos del préstamo. En cambio, el crédito es una operación abierta, pues el cliente puede solicitar cantidades graduales hasta llegar al límite establecido, que por lo general lo fija la propia entidad prestamista.

 

TEXT - TOFU .Herramientas Gestion Financiera

 

  • Aunque las dos figuras contemplan el pago de intereses, en los dos casos no se hace efectivo de la misma manera: en el préstamo se pagan por el total de la suma; en el crédito, en cambio, el cliente sólo paga los intereses sobre la cantidad que haya utilizado, que puede ser toda la que solicitó en un principio o sólo una parte de la misma.
  • Los préstamos y los créditos se conceden durante un plazo específico, pero la diferencia radica en que los primeros se pueden ampliar o renovar si las dos partes lo desean (lo que implicaría, claro, un nuevo tope máximo de dinero), mientras que el préstamo no, pues su validez radica en la fecha establecida como límite para la devolución del dinero prestado.

 

Préstamo o crédito, ¿qué le conviene más a mi negocio?

Tanto el préstamo como el crédito son dos opciones viables para cualquier empresa, independiente de su sector, su financiación, su estructura financiera o la naturaleza de los productos o servicios que comercialice en un mercado.

Como hemos visto, la diferencia entre préstamo y crédito no es abismal, pero sí que supone un estudio detenido de cuál de las dos opciones es la más adecuada para lo que necesitamos en un momento puntual.

Básicamente, lo que hay que definir es si tenemos la disponibilidad para la devolución de la suma prestada, si los plazos exigidos son acordes con nuestros ciclos o previsiones de producción, si la suma será suficiente para cubrir las necesidades que han motivado dicho crédito/préstamo y si, finalmente, los intereses se ajustan la capacidad de pago.

Recuerda: no existe, al menos de entrada, una mejor opción entre el préstamo y el crédito. Son las circunstancias de tu negocio y las posibilidades de pago del mismo las que definen este asunto. Y a ti, ¿cuál te conviene más?

 

Consejos para elegir una opción de financiación eficaz

Dado que es necesario estudiar antes la situación de un negocio para decidir si es mejor el préstamo o el crédito, no existen varitas mágicas que respondan esta pregunta. Lo que sí existen son algunas recomendaciones o consejos para una buena financiación:

  • Informarse y analizar más de una opción, dado que puedes cometer el fallo de elegir la primera alternativa que se te cruza por delante y, luego, darte cuenta de que existen varias o muchas mejores que ésta.
  • Leer bien el acuerdo o contrato en el que se exponen las condiciones de la operación, sea un préstamo o un crédito, y firmarlo sólo cuando estés seguro del todo de las condiciones y las cláusulas del mismo.
  • Asumir cuotas de devolución e intereses viables y que no comprometan tu actividad comercial. Los préstamos o los créditos son ante todo ayudas para el funcionamiento de las empresas y no pueden convertirse en lo contrario, es decir, en cargas impagables que obstaculicen la actividad comercial.

 

Ahora que ya te hemos aclarado todas tus dudas sobre la diferencia entre préstamo y crédito, ¿por cuál de las dos opciones de financiación te inclinas? Haz el análisis respectivo y luego cuéntanoslo. Seguro que habrás de acertar.

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

1 comentario

inmaculada

24 julio, 2018 11:46

hace referencia para distinguir entre prestamo y credito

Deja un comentario