Cuadro de mando de recursos humanos: definición, errores y beneficios

El cuadro de mando de recursos humanos es una parte importante de la gestión de este área. Se trata de un instrumento que optimiza la toma de decisiones, gracias a su aportación a la agilidad y calidad del reporting. Una de las garantías que proporciona a la organización es la de ofrecer visibilidad sobre el propio rendimiento.

 

¿Qué es el cuadro de mando de recursos humanos?

El cuadro de mando de recursos humanos es una aplicación informática que ayuda a las empresas a agregar y presentar datos de manera relevante, permitiendo a la organización avanzar hacia un modelo data céntrico, en el que se toman decisiones basadas en datos.

El conocimiento al que puede accederse a través de este dashboard permite responder a cuestiones como las siguientes:

  • ¿Dónde buscar talento?
  • ¿Cuál es la diferencia en el nivel de habilidad entre los mejores y los más bajos en la empresa? ¿Cómo se puede salvar esa brecha?
  • ¿Cuántos líderes de alto potencial tiene la empresa y cuál es el riesgo de perderlos?
  • ¿Cuenta el negocio con las habilidades que necesita en los próximos tres a cinco años?

Y es que el cuadro de mando de recursos humanos recopila la información más relevante (los informes y KPI que realmente le interesan) y la organiza, presentándola en pantalla de manera ordenada.

 

TEXT - TOFU - Nuevos Retos RRHH

 

Esta información se visualiza a través de tablas, gráficos y medidores, haciendo posible abarcar un gran volumen de conocimiento en un solo vistazo, y medir el progreso de la empresa hacia los objetivos.

Hoy día, el cuadro de mando de recursos humanos suele ser interactivo, por lo que puede profundizarse en la información que se desea y personalizarse, para garantizar que solo se muestre la información necesaria para lograr objetivos de alta prioridad.

 

Fallos a evitar al personalizar el cuadro de mando de recursos humanos

Desde gráficos circulares hasta líneas de puntos, el mundo de la visualización de datos está lleno de posibilidades. Pero la personalización de un cuadro de mando de recursos humanos requiere una planificación y una estrategia cuidadosas, algo que puede lograrse evitando algunos de los errores más comunes. Son los siguientes:

  1. Demasiados KPI en un panel de control. Los indicadores clave de rendimiento son necesarios para la monitorización, pero el uso de demasiados KPI en un solo lugar puede desviar la atención del usuario s e incluso apuntarle en la dirección incorrecta. No hay que olvidar que el cuadro de mando cuenta una historia con datos, proporcionando la información que necesita el usuario de RR.HH. para alcanzar sus objetivos. Para no fallar hay que intentar centrarse en el objetivo general al seleccionar los KPI para las visualizaciones y, si un indicador no se alinea con esa meta, entonces es mejor reservarlo para futuras interacciones.
  2. Mala calidad de los datos. Los datos de baja calidad pueden influir en las decisiones, provocando errores. Para mantener los datos limpios, hace falta contar con el apoyo del gobierno de los datos, que puede explicar las fuentes y la viabilidad. Una herramienta ETL automatiza este tipo de tareas, minimizando el riesgo de error y los fallos de calidad.
  3. Uso de los tipos de gráficos incorrectos. Elegir los gráficos más apropiados para los datos es una de las decisiones más importantes que se toman al diseñar un cuadro de mando de recursos humanos. Algunas gráficas solo funcionan con ciertos tipos de información, mientras que otras se usan en exceso y, en realidad, no aportan tanto. No hay que tomar decisiones basadas únicamente en la estética, sino tener en cuenta que, por ejemplo, un gráfico circular, solo es útil para mostrar porcentajes de un todo cuando los distintos componentes se relacionan entre sí. A su vez, los diagramas de barras y los diagramas de dispersión proporcionan datos más profundos y exactos, ofreciendo la libertad de incluir variables tales como marcas de tiempo.
  4. Anteponer la visualización a la interpretación. Es fácil dejarse llevar por el lado estético de las cosas y olvidarse de verificar los elementos visuales del cuadro de mando. Es lo que sucede al utilizar, por ejemplo, gráficos tridimensionales. Se trata de un recurso que complica la interpretación porque son muy difíciles de leer. Si bien pueden parecer impresionantes desde un punto de vista visual, dificultan a los usuarios sacar conclusiones precisas.

 

Por último, no hay que caer en el error de olvidarse de proporcionar contexto a la información presentada. Sin las leyendas los datos pierden significado. Por eso, al personalizar el cuadro de mando hay que tener en cuenta las métricas que se relacionan entre sí y cómo esas métricas se relacionan con los objetivos. En el caso de que se compruebe que no existen estas conexiones, habrá que reconsiderar la estructura del dashboard hasta conseguir que la visualización de datos ayude a los usuarios a dibujar correlaciones ocultas entre diferentes métricas en base a un contexto.

 

Beneficios del reporting de Recursos Humanos

El reporting más completo basa su contenido en datos actualizados, precisos e integrados; el tipo de información que ofrece un cuadro de mando de recursos humanos. Gracias a un informe de este tipo, una de las funciones clave de la empresa se beneficia de:

  • Monitorización efectiva del progreso. Los informes regulares permiten al departamento de recursos humanos tomar el pulso a la organización mediante el seguimiento de las métricas clave de la fuerza laboral. Las nuevas tendencias y oportunidades pueden detectarse tempranamente y es posible abordar los problemas emergentes antes de que tengan un impacto significativo en el negocio.
  • Visión de negocio. Gracias a una mayor visibilidad, la que ofrece el cuadro de mando de recursos humanos, la gerencia de la empresa puede hacer mejor su trabajo. El reporting informa sobre las cuestiones más relevantes para equipos y departamentos, como riesgos y oportunidades, debilidades y fortalezas.
  • Resolución de problemas. El cuadro de mando de recursos humanos también facilita una excelente manera de rastrear áreas problemáticas y poner soluciones de manera transparente.

 

A la hora de elegir el cuadro de mando de recursos humanos que hará posible disfrutar de estas ventajas, hay que fijarse en que la interfaz sea amigable y personalizable, que incluya opciones predictivas, por ejemplo, a través de algoritmos de aprendizaje automático; y que pueda integrarse con otras soluciones tan necesarias para el negocio como las de calidad de datos o integración de la información. ¿Conoces el Máster en Dirección de REcursos Humanos Executive de EAE Business School?

 

Créditos fotográficos: metamorworks

 

POST - TOFU - Nuevos Retos RRHH


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario