¿Conoces los beneficios de los instrumentos derivados?

instrumentos derivados

Lo que se conoce como instrumentos derivados de la gestión empresarial no es otra cosa que los elementos cuyo valor en un mercado no depende de sí mismos, sino que es relativo a otros que se denominan elementos subyacentes.

Por ejemplo, en esta categoría entran todos aquellos productos que están directamente ligados a factores como los bonos, las divisas o las materias primas de un mercado, y que por tanto fluctúan en función del comportamiento de estos últimos.

 

Funciones de los instrumentos derivados en un mercado

Lo primero que debes saber sobre los instrumentos derivados es que en casi todos los casos se negocian a través de contratos derivados, es decir, acuerdos entre dos partes que también dependen de lo que ocurra en el mercado de bienes o capitales en el cual se desempeñe el instrumento en cuestión.

TEXT - TOFU .Herramientas Gestion Financiera

 

Sin embargo, pese a que en principio puede ser una figura algo riesgosa si tenemos en cuenta esa situación de dependencia de la que hemos hablado antes, los instrumentos derivados suponen también importantes beneficios para las empresas:

  • Se puede recurrir a ellos en casos de empresas que quieran dar cobertura a compromisos de pago en divisa. Incluso, es un buen recurso para tesoreros cuyo principal objetivo sea protegerse de las fluctuaciones adversas que puede haber en un mercado.
  • Los instrumentos derivados ayudan a los inversionistas de un negocio o proyecto cuyo principal objetivo sea proteger sus portafolios de acciones que se deriven de la volatilidad del mercado y que, además, vayan contra su interés.
  • Puede servir como un as bajo la manga cuando se trata de inversionistas experimentados que sepan moverse en este tipo de escenarios comerciales y que vayan en busca de obtener rendimientos por la baja o al alza.
  • Suelen usarse también como recurso para aquellas empresas que no se desempeñen en el sector financiero pero que, al mismo tiempo, tienen la idea de apalancar utilidades. Al mismo tiempo, constituyen una buena alternativa para deudores de tasa flotante que quieran evitar los riesgos propios de las tasas de interés en un mercado, entre otras amenazas.

 

¿Cuáles son los dos tipos de instrumentos derivados?

En últimas, estamos hablando de productos financieros que nos permiten amortizar las inversiones e invertir capitales a medio o largo plazo, aunque ello implique, claro, la dependencia de éstas a lo que pueda suceder en el mercado.

Por ello, antes de tomar cualquier decisión al respecto, es necesario distinguir entre las dos clases de instrumentos derivados en un mercado. Veamos sus características:

  • Riesgos asumidos:

En este tipo de instrumentos, las empresas o agentes comerciales involucrados en el contrato derivado buscan desde el primer momento disminuir los riesgos propios de la operación y para ello se empeñan en asegurar el precio del activo subyacente, así como su disponibilidad en el mercado.

  • Riesgos disminuidos:

Por el contrario, en este caso se trata de empresas o agentes comerciales cuyo único propósito es obtener ganancias a través del activo subyacente, aunque eso suponga asumir de lleno los riesgos derivados de la operación.

 

Los instrumentos derivados no deben verse solo como operaciones riesgosas. Son, sobre todo, vías alternas para maximizar la inversión de las empresas en determinadas circunstancias y llevar a cabo planes de financiación o crecimiento.

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera

Tags:

Añadir comentario