¿Cómo puede ayudar la Programación Extrema a los emprendedores?

La programación extrema, un aliado para emprender

Existen diversas metodologías ágiles para la gestión de negocios. Aplicada desde sus orígenes al desarrollo de software, la Programación Extrema (también denominada eXtreme Programming o XP) es una metodología que tiene como finalidad aumentar la productividad a la hora de iniciar un nuevo proyecto. Este término fue acuñado en el año 1996 por el ingeniero estadounidense Kent Beck, autor de la obra “Programación eXtrema explicada: aceptando el cambio” (1999).

Descubre como financiar tu start-up con nuestra guía: Crowdfunding vs Angel Investment vs Venture capital

En la actualidad, es una metodología aplicable a los negocios emergentes. Defiende que los cambios son naturales e inevitables en el transcurso de cualquier proyecto. No son considerados como amenazas sino como oportunidades. Definir todo un producto o servicio de antemano, un business plan, con todas sus características y requisitos al detalle, no solo es complejo, sino que puede traducirse al final en pérdida de dinero y rentabilidad para los emprendedores. ¿Y si las nuevas tendencias o necesidades de los clientes requieren modificar o sustituir algún requisito?. Retrasaría de manera sustancial el lanzamiento al mercado y esto es un handicap en tiempos tan cambiantes e inestables como el actual.

En este sentido, esta metodología parte de la base de que los emprendedores que sean capaces de adaptarse a los cambios sobre la marcha tendrán más éxito que aquellos que pretendan partir de un plan riguroso y a posteriori tengan que invertir recursos en controlar dichos cambios. Anticipación y adaptación frente a planificación y control. O lo que es lo mismo, testear y validar el producto o idea en el mundo real, y solamente pasar a la siguiente fase, la del lanzamiento de un producto mínimo viable, si se han obtenido los resultados -feedback- esperados.

La Programación Extrema se basa en 5 valores, que todo emprendedor debe “tatuarse” para llegar a la cima:

  1. Simplicidad. Es la base de la XP. Así, en ella cobran más relevancia las relaciones cara a cara que el exceso de documentación.
  2. Comunicación. Entendida como un valor no solo a nivel interno, sino también con los clientes, que forman parte del equipo y siempre deberán estar disponibles para solucionar dudas que afecten al desarrollo del proyecto.
  3. Feedback. Los programadores que utilizan este método realizan ciclos cortos del proyecto y muestran sus resultados. De este modo, minimizan los riesgos de tirar por la borda meses de trabajo si no cumple las expectativas del cliente. En el mundo del management, esta retroalimentación permite avanzar a las empresas y evitar malentendidos entre las distintas partes que conforman un proyecto empresarial.
  4. Coraje. Entendido como valentía para revisar los sistemas de trabajo y modificarlos si con ello se consigue mayor rentabilidad. Valentía para desechar una idea obsoleta o rectificarla cuantas veces sea necesario.
  5. Respeto. En doble sentido, respetando tanto el trabajo de los demás como el propio. De esta forma siempre se perseguirá la máxima calidad y se potenciará un clima laboral positivo.

De esta forma, la Planificación Extrema es una metodología especialmente formulada para el desarrollo de proyectos complejos, donde falta información en un primer momento o no es posible planificar con detalle. Aporta fiabilidad, agilidad, flexibilidad y reducción de tiempos para la puesta en marcha de un negocio. Es más motivadora que las tradicionales metodologías waterfall (en cascada) ya que permite que todas las personas que forman parte de una empresa participen activamente en los proyectos, dentro de un proceso de auto-organización, enriquecimiento mutuo y desarrollo personal y profesional.

Pensemos en la puesta en marcha de una nueva idea empresarial. Todas las incógnitas que rodean este momento: cómo aceptarán los clientes nuestro producto, la falta de recursos, la competencia. Además, puede que apenas haya referentes o información histórica sobre el comportamiento de un mercado en particular, sobre todo en el sector de las startups. En todos esos casos, es imprescindible minimizar riesgos y costes, y para ello, contar con un aliado como la Programación Extrema no tiene precio.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario