La decisión de emprender es el primer paso de una nueva etapa en la vida de muchos futuros empresarios. Su proyecto de negocio parte de una idea, una pasión y un compromiso. La elección de la forma jurídica determinará el modo como constituir una empresa. Es el comienzo de la iniciativa, su materialización y, por eso, hay que llevar a cabo los trámites de acuerdo a lo establecido por la ley.

 

Cómo constituir una empresa según el tipo de negocio de que se trate

La legislación española clasifica las empresas en 4 grupos. Quienes saben cómo constituir una empresa tienen claro que es preciso determinar en cuál de ellos se encuadrará el proyecto de negocio, puesto que existen diferencias respecto a:

  1. Capital mínimo necesario para la constitución. Por ejemplo, en el caso de las personas físicas y colectividades sin personalidad jurídica no será necesario un capital mínimo, pero en el caso de la Sociedad Anónima, la Sociedad Anónima Laboral o la Sociedad Comanditaria por acciones es necesario un capital de, al menos, 60.000 euros.
  2. Responsabilidad frente a terceros. Coincide que, en los casos mencionados donde no era necesario un capital mínimo, la responsabilidad es ilimitada, mientras que la mayoría de sociedades con personalidad jurídica, como es el caso de la Sociedad Anónima o la Sociedad Cooperativa, tienen una responsabilidad limitada.
  3. Trámites administrativos. Saber cómo constituir una empresa implica entender que, mientras que las personas físicas sólo han de ocuparse de tramitar el inicio de su actividad empresarial, las sociedades tendrán que encargarse también de los trámites de obtención de personalidad jurídica, cuando sea el caso.
  4. Tributación de los beneficios derivados de la actividad empresarial. Las Sociedades cumplirán con esta obligación a través del impuesto de sociedades, mientras que los freelance y autónomos simplemente tendrán que tributar en el IRPF.

 

TEXT - TOFU - Casos Éxito Emprendimiento

 

Así, podemos hablar de las siguientes categorías:

  1. Personas físicas. Son freelances o autónomos que ostentan el control absoluto de su actividad empresarial, aunque también el riesgo. El empresario individual y el emprendedor de responsabilidad limitada serían las dos figuras englobadas dentro de este grupo.
  2. Personas jurídicas. Son las sociedades mercantiles en cualquiera de sus formas, incluyendo a las especiales. Dentro de este grupo podemos encontrar la Sociedad Comanditaria Simple, Sociedad Colectiva o cualquiera de los tipos de Sociedad de Capital que existen. También se engloban en esta categoría la Sociedad Laboral, la de Garantía recíproca, Sociedad Cooperativa, Sociedad Agraria de Transformación, Agrupación de Interés económico, Sociedad Profesionales o Entidad de Capital – Riesgo. La aportación de un capital social, la agrupación de personas que implica esta forma de empresa y la asunción de responsabilidad conjunta por parte de todas ellas (salvo excepciones) definen a las personas jurídicas.
  3. Colectividades sin personalidad jurídica. Son dos, la Sociedad Civil y la Comunidad de Bienes, que podrían pasar a adquirir la personalidad jurídica en el caso de hacerse públicos los acuerdos que las constituyen.

 

Cómo constituir una empresa: trámites

La web de la Dirección general de Industria y de la Pequeña y mediana Empresa cuenta con un buscador de trámites, que guía en el proceso de constitución del negocio en función del tipo de empresa de que se trate.

Así, para saber cómo constituir una empresa basta con seleccionar su forma jurídica, ya que, al hacerlo, se despliega la información correspondiente al paso a paso de los trámites a realizar, con los enlaces de las direcciones a las que acudir.

Mientras que las personas físicas únicamente deberán tramitar su puesta en marcha, a las sociedades no les basta con cumplimentar los trámites de ejercicio de actividad y tendrán también que llevar a cabo los que hacen posible la adopción de personalidad jurídica.

 

Puesta en marcha del negocio: qué hay que hacer

La puesta en marcha del negocio no es una etapa complicada, sino más bien laboriosa, por la cantidad de gestiones que implica. Los trámites a realizar son los siguientes:

  1. Trámites generales. Desde la declaración censal de comienzo de actividad, hasta el alta en el IAE y en el RETA o Régimen de la Seguridad Social correspondiente. En este apartado también se incluye la obtención del Libro de Visitas y del certificado electrónico, entre otros.
  2. Trámites en función de la actividad empresarial. Quienes tiene claro cómo constituir una empresa saben que, en algunos casos, será necesario solicitar licencias de actividad al Ayuntamiento, inscribirse en los organismos oficiales o registrar los ficheros de carácter personal, para cumplir con las exigencias del GDPR.
  3. Trámites complementarios, cuando se quieran registrar los productos o servicios de la empresa en la Oficina de Patentes y Marcas y trámites específicos, que son requeridos para algunos tipos de empresa, como las agencias de viajes, las cafeterías o las empresas de construcción, entre otras.
  4. Trámites laborales. Son los que deben llevarse a cabo en el supuesto de que sea necesario proceder a la contratación de empleados para la compañía. En este caso, además de la inscripción de la empresa en la Tesorería General de la Seguridad Social, donde también será preciso proceder con la afiliación de los trabajadores y su alta en la Seguridad Social, habrá que tramitar el alta de los contratos en el Servicio Público de Empleo Estatal, la comunicación de apertura del centro de trabajo en la Consejería de Trabajo de la Comunidad Autónoma correspondiente y también la obtención del calendario laboral, en la Inspección Provincial de Trabajo.

La tramitación electrónica simplifica y agiliza muchas de las gestiones que hay que llevar a cabo en los primeros pasos del negocio. Todo emprendedor que sabe cómo constituir una empresa recurre a esta opción que le ahorra tiempo que puede dedicar a otros asuntos de carácter más estratégico.

 

¿Ya sabes cómo constituir una empresa? ¿Tienes claros los trámites a realizar y dónde puedes hacer cada una de estas gestiones?

 

Créditos fotográficos: Olivier Le Moal

 

POST - TOFU - Casos de éxito emprendimiento


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)