Estrategia social commerce: 5 claves

El social commerce es una estrategia que se posicionado paulatinamente en el área de los negocios y el marketing. ¿Aún no te atreves con ella?

Es sencillo: las empresas, provengan de métodos tradicionales de comercialización o sean nativas del mundo digital, emplean las redes sociales para establecer contacto con sus clientes o segmentos de consumidores. La idea es que a través de este método las opciones de negocio y la visibilidad de la marca aumenten.

 

¿El social commerce facilita las ventas o las canaliza?

Aunque los especialistas, profesionales del marketing y usuarios están de acuerdo en el concepto de social commerce, no existe el mismo consenso cuando se pregunta si las redes sociales, principales vehículos de esta estrategia online, deben impulsar la venta o convertirse en plataformas que la hacen posible. ¿Cuál es tu postura?

No debemos olvidar que las redes sociales (y el resto de plataformas en general) no son más que medios para la comercialización; al margen de sus posibilidades de difusión o impacto, sus creadores no tenían esa idea en mente al crearlas.

TEXT - TOFU - Casos Éxito Emprendimiento

 

Todo lo contrario, fueron planificadas como vehículos para lograr otros objetivos: la comunicación entre personas con intereses afines y la eliminación de barreras físicas. Por tanto, cuando hablamos de marketing debemos asimilarlas como tal.

O dicho de otro modo: el social commerce no es más que una manera de impulsar la comercialización de productos, pero nunca podrán reemplazar a la venta en sí misma; sería un grave error entenderlo así.

 

Social commerce, ¿cómo sacarle el máximo provecho?

Dicho esto, tenemos más elementos para centrarnos en el asunto que nos interesa: las posibilidades que nos ofrece una estrategia de social commerce y algunos consejos para aprovecharla al máximo. ¡Repasa junto a nosotros algunas de ellas!

  • Elegir canales sociales adecuados:

No vale estar en todos los canales disponibles. Hay que elegir los más adecuados para nuestro producto y para el tipo de estrategia de marketing que se quiera llevar a cabo. De lo contrario, retornaremos al marketing tradicional: disparar a todos los puntos posibles a la espera de que pillemos algo.

  • Contenidos de interés y calidad:

Los contenidos deben ser atractivos y llamar la atención de los usuarios. Recuerda que en el social commerce los contenidos tópicos no valen; hace falta diferenciarlos, sacarlos del molde y darles tu seña de identidad.

  • Mundo visual: saber entrar por los ojos:

Teniendo en cuenta que estamos en la era de lo visual, saca provecho de ello y llama la atención de quienes te siguen. Aquella máxima de que una imagen vale más que mil palabras nunca fue tan cierta como en los tiempos que corren.

  • Constancia y dinamismo:

Los contenidos digitales requieren disciplina, constancia y actualización constante. Si no lo haces, otros ocuparán tu lugar en un abrir y cerrar de ojos.

  • Medición de resultados cada período:

Por último, no olvides medir los resultados de la estrategia de social commerce que estás llevando a cabo. Solamente con unos indicadores oportunos y un seguimiento constante de las etapas de la estrategia podremos aspirar a optimizarlo y hacerla más efectiva de cara a los consumidores.

 

Recuerda, el social commerce no es la venta en sí misma; es el vehículo para que un buen número de opciones de negocio se canalicen y se materialicen en ventas reales.

 

POST - TOFU - Casos de éxito emprendimiento


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario