Brand marketing: 5 pasos para un buen plan

El Brand marketing promociona los productos o servicios de una manera que resalta la marca en general. El objetivo del Brand marketing es vincular la identidad, valores y personalidad de la empresa con las comunicaciones a su audiencia consiguiendo que la marca se convierta en el puente entre el producto y el cliente.

A diferencia de lo que podría parecer, el Brand marketing no consiste únicamente en poner su logotipo y nombre de la marca en tantos lugares como sea posible y esperar generar ventas, sino en hacer un trabajo de fondo, siempre teniendo en cuenta los puntos de conexión que unen a la empresa y sus clientes.

 

TEXT - TOFU - 5 conceptos del marketing que no dejarán de ser útiles

 

Muchas veces, la importancia del Brand marketing se pasa por alto, ya que lleva tiempo. En vez de recurrir a este enfoque algunos departamentos de marketing se centran en objetivos a corto plazo, fallando en uno de los aspectos más importantes para la sostenibilidad de cualquier negocio: construir una marca.

 

Brand marketing: una estrategia alineada con el negocio

Al lanzar una marca al mercado es importante crear un plan a largo plazo. Todas las estrategias de Brand marketing deben guiarse por una visión de la empresa establecida y orientada al futuro, que parte de la identificación de un público objetivo y busca comunicar emociones de forma consistente.

Un plan de Brand marketing podría simplificarse en cinco pasos:

  1. Establecer una visión de empresa. ¿Por qué quieres que se conozca tu marca? ¿Qué quieres que identifique a tu empresa? Una vez se responde a estas preguntas ya se puede desarrollar una estrategia para transmitir el mensaje a través de todos los canales de comercialización disponibles. Innovadores, como Apple, proveedor de alegría y felicidad, como Coca-Cola, complemento a la energía para los atletas, como Nike… Hay muchos ejemplos que nos ayudan a entender cómo empresas de éxito han conseguido identificar su arca con un atributo positivo en la mente de su audiencia.
  2. Identificar un público objetivo. ¿Sabes que si no identificas adecuadamente a tu audiencia tus iniciativas de Brand marketing podrían no tener éxito? Un mercado objetivo es mucho más que comprender la demografía básica, hay que ir más allá y desglosar por otros factores que definan a los distintos buyer personas. No vale crear un perfil que sean “padres de niños pequeños”, debería ser, “madres de entre 24 y 32 años con niños en primaria, que eligen los productos que compran en función de las rebajas y descuentos, pero valoran los ingredientes de los productos de alimentación que sirven a sus hijos”. Una vez que se logra establecer un público objetivo fuerte, es posible continuar con el proceso de creación de una marca consistente.
  3. Ser consistente. La forma en que se interactúa con los clientes a lo largo del tiempo es una piedra angular crucial para la construcción de una marca de éxito. Por eso, el mensaje, la estética visual y el tono de la marca deben ser reconocibles. La consistencia es vital para generar confianza y lealtad. McDonald’s es un ejemplo de una marca que ha mantenido una de las consistencias más fuertes en las últimas décadas y lo mismo sucede con las españolas Rodilla, Kas, Victoria o Chiruca.
  4. Asegurarse de que lo que promete la marca se cumple. Podría tenerse la mejor marca cuando se trata de personalidad, diseño, contenido y consistencia, pero si el producto no cumple con sus promesas a los clientes, todos estos esfuerzos serían en vano. La calidad del producto debe ser el factor clave cuando se busca establecer una marca sólida. Además, conviene asegurarse de que la atención a la calidad se extiende a todas las áreas de interacción de la empresa con los clientes, incluidas las plataformas de redes sociales y el soporte. El Corte Inglés es un buen ejemplo de ello.
  5. Conectar con las emociones. La marca Coca-Cola se basa en establecer una conexión emocional con sus consumidores que es vital para su éxito. Si se logra posicionar el negocio como una marca imprescindible y se empiezan a sumar seguidores, se habrá aprovechado todo el poder del Brand marketing. Hoy día, para crear vínculos emocionales no es preciso disponer del presupuesto de marketing más alto del mundo. Zappos es un gran ejemplo de cómo, al proporcionar un excelente servicio al cliente y establecer una conexión emocional con ellos se ha ganado la lealtad de todos sus consumidores, muchos ya embajadores.

 

El brand marketing ha evolucionado a lo largo de los años a medida que se han desarrollado nuevas formas de comunicación, y las empresas han hallado formas innovadoras de construir su imagen, tanto online como offline. Para triunfar, aprovecha el poder de las redes sociales, para interactuar con tus seguidores, obtener información y transmitir los valores y personalidad de tu empresa.

Créditos fotográficos: Gearstd

POST - TOFU - Conceptos Marketing


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario