Pilares de la gestión empresarial. ¿Ya los tienes?

De la gestión empresarial se han dicho muchas cosas, pero quizá ninguna como las cifras que vamos a darte a continuación: según recientes encuestas en la materia, más del 90% de los fracasos empresariales (tanto de Pymes como de grandes compañías) se debe a una mala gestión. Impresionante, ¿verdad?

Este dato se ha incrementado en el último tiempo, sobre todo a raíz del rápido avance de las nuevas tecnologías y lo efímero que resulta todo hoy día en cualquier mercado.

Muchas empresas, por ejemplo, fracasan directamente en su proceso de digitalización o adaptación a los modelos de gestión actuales, que en buena parte rompen con las formas tradicionales de pilotar un negocio.

 

TEXT - TOFU - Estrategia Corporativa

 

Otras veces, en cambio, el fracaso proviene de la poca capacidad de reacción por parte de los responsables de las estrategias corporativas, que no pueden o no alcanzan a ver la velocidad de los cambios que suceden a su alrededor y acaban sobrepasados por la acción innovadora, ágil y oportuna de sus competidores.

 

Gestión empresarial: cuatro pilares, cuatro herramientas

La buena gestión empresarial se fundamenta básicamente en las decisiones que se tomen en determinados contextos. Para que dicha gestión prospere tiene que haber una concordancia entre ambos: tanto en lo que determina un escenario comercial como en las respuestas que se planifique desde las empresas.

Sin embargo, estas decisiones no se toman a la ligera ni por inspiración divina. Todo buen gestor empresarial debe contar al menos con cuatro herramientas que son, en este caso, cuatro pilares básicos de la gestión empresarial:

  1. Plan de negocios:

Es la directriz misma de la gestión empresarial. En él se plasman las acciones previstas para la buena marcha de cualquier compañía. Un plan de negocios será más o menos eficaz en función de si la empresa alcanza los objetivos que se ha propuesto en su área comercial. Otros profesionales de la gestión prefieren verlos como guías prácticas para facilitar el crecimiento.

  1. Estructura del negocio:

Para una buena gestión empresarial es importante que cada integrante de la compañía ocupe el lugar idóneo. Es decir, aquel que vaya en consonancia de sus méritos, sus capacidades, sus habilidades y, sobre todo, los aportes que pueda realizar al conjunto de la empresa. Una estructura requiere de nombres propios, responsabilidades, funciones y relaciones entre áreas.

  1. Contabilidad:

Es el tercer pilar para una buena gestión empresarial, pues básicamente de lo que se trata es de realizar un seguimiento a la rentabilidad de un negocio en un período determinado. La contabilidad permite evaluar si un plan de negocios que se implementó ha dado buenos resultados a nivel financiero y de liquidez.

  1. Lista de comprobación:

Se trata del documento empleado para determinar si un plan de negocio ha sido realmente eficaz o si se quedado a medio camino. Muchos lo aplican como una especie de guía para preparar un plan de negocios completo.

 

Aplicar estos cuatro pilares, que en realidad son cuatro herramientas prácticas, supone la principal garantía para una gestión empresarial eficaz. De este modo quizá llegue el día en que el porcentaje del que te hemos hablado al inicio de este post baje a niveles más acordes con el contexto en el que nos encontramos.

 

POST - TOFU - Estrategia Corporativa


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario