Evalúa otras opciones al aumento de salario: El salario emocional

El dinero no lo es todo, pero en el incremento de salario que buscas, es tu objetivo inicial. Sin embargo, es muy aconsejable que te hagas una idea clara de qué otro tipo de beneficios aceptarías a cambio de los económicos si no fuera viable obtener todo el aumento que pides.  Averigua cuáles son las políticas de la empresa en este ámbito y ganarás muchas más posibilidades de negociación.

Las retribuciones en especie y las posibilidades de conciliación no sumarán en tu cuenta bancaria, pero en muchos casos harán que no restes. Disponer de coche de empresa, tickets de comida o la posibilidad de trabajar desde casa son opciones que a veces te pueden llevar a ahorrar más de lo que ganarías con la subida de sueldo que persigues.

Con respecto a estas posibilidades, que se denominan “el salario emocional”, ¿has contemplado cuáles son tus opciones?

Compensaciones a un salario bajo

  • Retribuciones en especie: tickets de comida, planes de pensiones, seguros privados, aparcamiento, guardería… cada vez las empresas se suman más a este tipo de beneficios, utilizados para motivar a los empleados. Infórmate sobre las posibilidades en este sentido, ya que aumentarán tu calidad de vida y ayudarán en tu percepción positiva de la empresa al sentirte mejor pagado.
  • Coche o teléfono de empresa: aunque las tarifas de teléfono cada vez sean más competitivas, es un gran alivio contar con teléfono de empresa. Una factura menos de la que acordarse. También tener coche de la compañía supone un ahorro considerable. Te podrás olvidar de la ITV, el impuesto de circulación, las revisiones… unos miles de euros al año que seguirán en tu bolsillo. Especialmente los perfiles comerciales, que están en constante movimiento, aprecian este tipo de retribuciones como muy beneficiosas.
  • Horario más flexible: llegar más tarde por la mañana, sin estrés, no se paga con dinero. ¿Cuándo fue la última vez que pudiste tomarte el café tranquilamente un día de diario mientras leías el periódico? Salir a media mañana para llevar al niño al dentista o terminar la jornada un poco antes para llegar a tiempo a esas clases de yoga que te interesan… aunque el resto de la semana tengas que compensar quedándote un rato más, lo prefieres. Si consigues eliminar la tiranía del reloj de tu jornada, verás como aumenta tu calidad de vida.
  • Flexibilidad en la elección de vacaciones: muchas empresas tienen establecidos periodos vacacionales concretos. Semana Santa, verano, Navidad y poco más. Precisamente las épocas del año en que todo el mundo se va de vacaciones, cuando los aeropuertos están a rebosar, los billetes de avión más caros y al llegar a tu destino las calles están llenas de turistas. Si eres de los que prefieren viajar de otra manera, ¿por qué no proponer a tu empresa que te permita coger las vacaciones en mayo o en octubre? Siempre que tus tareas y proyectos lo permitan, es una opción negociable.
  • Teletrabajo: hoy no te apetece ir a la oficina. No tienes reuniones, solo terminar ese informe que tanta lata te está dando. Necesitas concentrarte y encima el día ha amanecido lluvioso y hace un frío de perros. De buena gana te quedarías revisando el informe en casa, al fin y al cabo, la tarea te llevará toda la jornada. ¿Y si pudieras hacerlo? Solo la posibilidad de decidir desde dónde quieres trabajar hoy supone una ventaja increíble. Más autonomía es lo que millones de empleados desean, para sentir que tienen el control de sus vidas. ¿Estarías dispuesto a renunciar a parte de tu aumento de salario por esto?
  • Formación: por último, la formación es otro aspecto negociable dentro de los incentivos no económicos. Realizar cursos de reciclaje o un máster mejorará tus capacidades, lo que a la empresa le interesa, pero también aumentará tus posibilidades de ascender internamente y tu empleabilidad de cara al día que necesites marcharte. Si además no te cuesta dinero porque la compañía para la que trabajas te lo financia, supone otra buena opción. La contrapartida es que este tipo de acuerdos suelen estar sujetos a contratos blindados, donde si te marchas antes de un tiempo concreto, debes devolver parte de la inversión a la empresa. Asegúrate que las condiciones te interesan si decides optar por una alternativa de este tipo.

Cambio de trabajo
Marcharte de la empresa siempre es una posibilidad que hay que tener en cuenta. Normalmente el momento de firmar el primer contrato con una compañía es el más ventajoso para negociar tus condiciones. Permanece siempre atento al mercado y sus movimientos, en busca de oportunidades que te permitan mejorar tanto a nivel económico como profesional.

TEXT - TOFU - Aumento de sueldo

Autoempleo
Es una posibilidad que pocas personas tienen en cuenta, debido a su alto riesgo. No tiene nada que ver el trabajo a las órdenes de otra persona que cuando eres tú quien lleva el timón del barco. A muchas personas les puede esta responsabilidad y terminan por no atreverse. Pero si valoras esta alternativa y te sale bien, puede conllevar muchas gratificaciones, tanto a nivel profesional como personal.
Asegúrate de que tienes cobertura suficiente para un tiempo e inténtalo solo si lo ves claro porque llevas mucho tiempo en tu negocio, lo conoces bien y dispones de los contactos. Trabajarás mucho pero la recompensa también será grande.

Fuente Imagen: Flickr/ Ed Yourdon

POST - TOFU - Aumento de Sueldo

Tags:

Añadir comentario