Errores a evitar durante la negociación

14 Lecciones Maestras para Conseguir un Aumento de Sueldo

La negociación de un aumento de sueldo es un momento de gran tensión. Si estás nervioso o no te has preparado lo suficiente, puede que llegues a la reunión con tu jefe sin convicción suficiente en lo que pides y cometas alguno de estos errores:

  • Quejarse del trabajo: las actitudes negativas y derrotistas no justifican aumentos de sueldo. Crear valor sí lo hace. El mercado es igual de complicado para todos,  en el contexto actual hay que trabajar más para conseguir menos. A pesar de ello, hay que poner al mal tiempo buena cara y buscar siempre soluciones para conseguir mejores resultados. Si eres una de esas personas que todo lo ven negro, o gris, trabaja tu actitud y la manera en que ves el mundo antes de ir a pedir tu incremento de salario. Las quejas lo único que provocan es energía negativa, minan el ánimo de los que tienes alrededor y hacen que te conviertas en una persona difícil de tratar. ¿Quién querría darte un aumento de sueldo en estas circunstancias?
  • Hacerse la víctima: porque tú te lo mereces pero son los demás que no te valoran nunca lo suficiente, el trabajo es muy difícil,  hace mucho que no te suben el sueldo y ves que a otras personas sí constantemente, porque no es justo… ¿y qué? La vida no es justa, pero ir de víctima no te ayudará a que lo sea más. Puede que tengas razón en todo lo que dices, es la actitud que estás adoptando para expresarlo lo que no funciona. Transforma tus negaciones en afirmaciones, céntrate en lo positivo. Provocarás un resultado mucho mejor.
  • Mostrar tristezas familiares o momentos duros: el chantaje emocional no suele funcionar. Al contrario, denota debilidad y necesidad de que te compadezcan, lo cual no es una actitud que se valore positivamente en el entorno laboral. Una cosa es que te lleves bien con tu jefe y durante momentos de intimidad informal compartas con él un problema personal y otra muy distinta que aproveches la reunión de negociación del sueldo para apelar a este tipo de argumentos, que suelen percibirse como muy desesperados.
  • Apelar a la situación económica personal: el coste de la vida cada vez es más alto, todo sube,  vas a tener un hijo y tus gastos van a aumentar, tienes préstamos, una hipoteca… ¿y quién no? No puedes culpar a la empresa si tienes más gastos de los que puedes asumir. La compañía para la que trabajas no es responsable de tus finanzas personales, de modo que olvida este razonamiento como argumento durante tu negociación.
  • TEXT - TOFU - Aumento de sueldo

  • La antigüedad no es un argumento: puede que lleves cinco años en la empresa y no hayas mejorado tus condiciones u obtenido ascensos, mientras ves pasar a otros compañeros que en dos o tres años ya han visto progresar sus carreras. ¿Por qué?. Analiza la situación y revisa tu desempeño y tu productividad para la empresa. Tus argumentos no pueden circular alrededor de cuántos años hace que te incorporaste, sino sobre lo que has conseguido durante ese tiempo. Destacar en tus logros es lo único que te garantiza el aumento, pues hará que la empresa perciba el beneficio y quiera retenerte.
  • Compararse con otros compañeros: debes demostrar que mereces el aumento por tu trabajo, no por el de los demás. Es  un comportamiento muy común, aunque poco maduro, argumentar en este sentido: “Es que mi compañero Ramón cobra más que yo”.  Evita absolutamente este tipo de afirmaciones. Comparar tu salario con el de otros trabajadores es un argumento que no suele gustar a los jefes porque denota una personalidad envidiosa, que está más preocupada por lo que hacen los otros que por los logros propios.  Si tu compañero supo negociar su salario durante la contratación mejor de lo que tú lo hiciste, no intentes beneficiarte de ello. Aprende para conseguirlo tú también.
  • Amenazar: suele ser el último recurso cuando nada de lo demás funciona. Hay que evitar por todos los medios lanzar un ultimátum del tipo “si no me das el aumento, me voy de la empresa”. Lo más probable es que se vuelva en contra tuya y tengas que cumplirlo, además de que es una muestra de inmadurez profesional. No arriesgues en este sentido a no ser que tengas una oferta en firme de otra compañía.

Existen también errores comunes que se cometen antes de la negociación y que, si caes en ellos, harán que no llegues a tu reunión clave en las mejores condiciones. Por eso, trata también de evitarlos.

  • Elegir un mal momento
  • Elegir un mal lugar
  • Elegir un mal interlocutor

Una última recomendación tiene que ver con la discreción. Si consigues el aumento, ¡enhorabuena!, pero celébralo discretamente. Sé lo suficientemente reservado como para no divulgarlo por toda la empresa. Esta actitud no suele ser bien apreciada y puede originar que otros empleados comiencen en masa a pedir sus subidas salariales por compararse contigo. Si no las consiguen, lo que es probable, puede provocarte envidias hacia ti y que surjan enemistades con tus compañeros que hasta ahora no existían.

Fuente Imagen: Flickr/ Victor1558

POST - TOFU - Aumento de Sueldo

Tags:

Añadir comentario