Cómo despedirte de tu actual empleo

¿Sabes con cuanto tiempo de antelación debes avisar a tu empresa en caso de dimisión? Conocer tus derechos y tus obligaciones en este sentido es fundamental para que tu salida se produzca como es debido.

Lo que dice la ley

Al igual que la empresa debe avisarte con un tiempo mínimo de antelación cuando eres despedido, cuando tú decides marcharte también tienes esta obligación. Por norma general, hay que avisar con mínimo quince días de antelación, pero esta fecha puede variar en función del puesto o de la empresa.

Por ello, cuando comiences a planificar tu marcha de la empresa, es conveniente que te informes sobre el tiempo de antelación con el que has de avisar a tu empresa en caso de dimisión. Esta información puedes encontrarla bien en el contrato de trabajo o en el convenio colectivo al que se adscribe.

En caso de ser despedido, generas una serie de derechos diferentes que cuando presentas tu dimisión. Como la renuncia es voluntaria, o tienes derecho a indemnización ni a desempleo, pero sí a cobrar el finiquito.




eae mba executive




Lo que debes hacer

Independientemente de lo que diga la ley, en ocasiones el sentido común y el contexto en el que nos encontramos nos indican que debemos actuar con mayor precaución todavía.

Un ejemplo claro lo constituyen las ocasiones en que es conveniente avisar con más tiempo de antelación de lo establecido. Imagina que tienes un proyecto importante, que debes finalizarlo en un plazo determinado. En este caso, tu profesionalidad se verá respaldada si proporcionas a la empresa tiempo suficiente para buscar un sustituto y que le puedas preparar antes del tu marcha. O puede que acordéis quedarte hasta finalizar el proyecto. Serás tú quien mejor sepa cuáles son los plazos, aunque por norma general no es conveniente avisar con más de un mes de antelación.

Por otro lado, cabe la posibilidad de que la empresa para la que vas a empezar a trabajar te pida que te incorpores en menos de dos semanas. En este caso, no informarás con el tiempo mínimo establecido, lo que puede tener consecuencias negativas. Tu precipitada marcha podría no sentar bien en tu empresa. Si esto te sucede, es importante que hables cuanto antes con tus superiores para comunicarles tu decisión y disculparte por no poder cumplir con los plazos de preaviso. Has de intentar  una salida lo más amistosa posible.  Debes saber que si te marchas sin respetar el tiempo de preaviso puedes perder parte o la totalidad de tu finiquito, ya que la empresa puede descontarte los días que le debes.

Puede darse el caso contrario, que la empresa te deba días, originados por las horas extras realizadas o vacaciones no disfrutadas. En este caso, puedes negociar tu salida y descontar esos días de tu tiempo de preaviso. Si llegáis a un acuerdo y permaneces trabajando hasta cumplir con el tiempo mínimo  de preaviso, recuerda que en tu finiquito deben pagarte los días que te deben.

No olvides presentar tu carta de dimisión, en la que deberás señalar tanto el día en la que la presentas como el día en el que causarás baja de la empresa, para que haya constancia escrita de tus intenciones.

 

Fuente imagen: Flickr/Erin Kelly





eae mba executive



Tags:

Añadir comentario