Tres ejemplos de Responsabilidad Social Corporativa: Inditex, Ikea y Mercadona

La Responsabilidad Social Corporativa es un término relacionado a la postura ética que asumen las organizaciones ante los entornos en los que operan.

Acuñado hace relativamente poco, el concepto ha cobrado protagonismo en los últimos años, sobre todo ante el auge de otros similares como la sostenibilidad medioambiental, el buen empleo de los recursos naturales, el desarrollo sostenible, la conservación de los ecosistemas y las obras sociales.

La responsabilidad social corporativa se asume de manera voluntaria por las organizaciones. Esta responsabilidad va mucho más allá de asumir las normas y leyes obligatorias tanto nacionales como internacionales. La responsabilidad social es un valor que la empresa siente como propio, y no una acción que las empresas llevan a cabo sólo con el fin de obtener otras ventajas asociadas.

En la actualidad existen numerosos estándares, modelos de gestión y publicaciones que animan a las empresas a asumir este tipo de compromisos. Uno de los documentos más destacados es el denominado Libro Verde, elaborado por la Comisión Europea, el cual plantea un marco común sobre Responsabilidad Social Corporativa.

También proliferan los códigos de buenas prácticas, textos en los que las autoridades o instituciones de cada país, región o municipio establecen actividades comunes para fomentar elementos como la transparencia, la rendición de cuentas y el equilibrio entre la productividad y el desarrollo social.

 

España, como miembro activo de la Unión Europea, se ha sumado a las iniciativas que se han desarrollado desde el seno de la comunidad para fomentar los principios de la Responsabilidad Social Corporativa en sus empresas. A continuación detallamos dos modelos exitosos de compañías españolas y una extranjera en este ámbito.

También te puede interesar: La evolución de la Responsabilidad Social Corporativa en España. 

1. Inditex:

En el año 2001, el grupo textil Inditex decidió poner en marcha su departamento de Responsabilidad Social Corporativa. El objetivo de esta decisión residía en abordar los cambios derivados de su crecimiento y expansión tanto dentro como fuera de España y en sus áreas de influencia.

Esta tarea, asumida desde el inicio de manera transversal, tomó como referencia tres principios estratégicos para la principal marca textil del país:

  • La buena fe hacia los consumidores, clientes y la sociedad en general.
  • El diálogo constante con sus grupos de interés.
  • La transparencia informativa sobre su estrategia de sostenibilidad.

Para este grupo textil, la Responsabilidad Social Corporativa es un concepto que debe alimentarse de los apoyos del gobierno corporativo de la compañía, la acción social y la preservación de los recursos naturales. Se trata, por tanto, de una medida que articula aspectos de carácter económico, social y medioambiental.

Este compromiso ha supuesto numerosas ventajas para la marca Inditex, entre las que se pueden destacar las siguientes:

  • Prestigio de la marca tanto dentro como fuera de España.
  • Fidelidad de los clientes y proveedores.
  • Aumento de ventas y beneficios.
  • Mejores respaldos financieros.
  • Mayor motivación de los trabajadores de la compañía.

 

2. Mercadona:

En términos de Responsabilidad Social Corporativa, uno de los principales grupos de supermercados en España apuesta por una cadena agroalimentaria sostenible basada en la confianza hacia el consumidor.

Su estrategia de compromiso social y medioambiental puede medirse en el desarrollo de prácticas que mitigan el impacto de sus actividades en los entornos y promueven el bienestar social. Veamos algunas de esas prácticas:

  • Descarga nocturna silenciosa. Para no interferir en la movilidad urbana, la compañía ha emprendido un plan de descarga de productos que consiste en ir a las ciudades y municipios en las horas de menos circulación de vehículos. Esta iniciativa fue premiada por el Ayuntamiento de Barcelona en 2003.
  • Ahorro energético. El proyecto Tienda Ecoeficiente, desarrollado en 2007, incluye un conjunto de buenas prácticas como la reducción de la altura de los falsos techos, la instalación de sistemas de recuperación del calor en salas de máquinas, la iluminación de zonas exteriores y parkings y el control de las luces interiores mediante sensores de presencia.
  • Residuos y productos de limpieza. La compañía insiste en la reutilización de ciertos productos que han sido empleados en otras fases de producción. Los envases plásticos, el cartón y el poliexpan son devueltos por logística inversa a los almacenes y los bloques logísticos.
  • Compromiso social. Además, Mercadona mantiene un programa periódico de donaciones a los diversos bancos de alimentos de España y de organizaciones como Cruz Roja y Cáritas y algunos comedores sociales.

 

3. Ikea:

Se cumple un año desde que la multinacional sueca (y afincada sobre todo en los Países Bajos) pusiera en marcha ‘Personas y Planetas Positivos’, una estrategia que busca compatibilizar el crecimiento empresarial y el desarrollo sostenido.

Este texto reúne todas las iniciativas que desde la organización se han impulsado en el terreo de la Responsabilidad Social Corporativa en los últimos años. La acción de esta estrategia se centra básicamente en tres aspectos:

  • Vida sostenible en los hogares.
  • Recursos y energía.
  • Personas y comunidades.

Ikea no posee herramientas de balance social ni se encuentra en ningún catálogo de buenas prácticas. Sin embargo, cuenta con un Código Ético enfocado hacia la relación con sus clientes, especialmente en lo que se refiere a las acciones para el ahorro de la energía y la reducción de residuos en los hogares. Los logros más destacados desde la puesta en marcha de su estrategia son:

  • Más de 700.000 paneles solares están ubicados en los edificios de la Marca Ikea en todo el mundo.
  • Actualmente se gestiona la operación de 224 turbinas de viento.
  • Implementación del sistema de iluminación LED, que permite el ahorro en las plantas y sedes de la compañía.
  • También se ha fomentado el uso de este sistema entre los usuarios como forma de sostenibilidad medioambiental. De hecho, el 75% de los productos de iluminación vendidos en 2014 fueron LED.
  • La compañía, a través de su Fundación Ikea, brinda apoyo a proyectos de mejora de los derechos humanos y el acceso a la salud y la educación para miles de niños en países con altos índices de pobreza.
  • En campo de la acción social, Ikea trabaja de la mano con instituciones y socios que son referentes internacionales, como por ejemplo Save the Children, WWF, UNICEF, entre otros.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - RSC
Tags:

Añadir comentario