Los pagos online no sólo llegan a la empresa en forma de ingresos, sino que también parten de ésta, para abonar los servicios de proveedores y contratistas. Cuando el pago en efectivo y la transferencia no se plantean como alternativas, hay que pensar en las opciones de pagos en línea.