La optimización de procesos en una empresa es una tarea que demanda esfuerzos, herramientas y recursos que no en todos los casos se pueden obtener, especialmente en aquellas empresas que acaban de ingresar en el mercado o que por su infraestructura, su modelo de gestión o su nivel de beneficios no los pueden asumir.