El modelo 100 IRPF es uno de los documentos afectados por la transformación digital de la Administración Pública. La digitalización que se está impulsando en los organismos oficiales impone cambios en los procedimientos que afectan al ciudadano.