Son tantos los factores que hay que tomar en consideración en un proceso de internacionalización y los posibles modelos para llevarlo a cabo que resulta complicado saber de qué depende su éxito. La experiencia muestra que alcanzarlo está más ligado a la implementación que a la formulación de la estrategia de internacionalización.