La era digital ha provocado que muchos de los roles en el sector empresarial cambien de manera significativa o se adapten a los nuevos escenarios.