Si estás al tanto de las últimas tendencias en gestión de empresas en el mundo, es casi seguro que habrás oído hablar de la denominada dirección por valores.