El contrato de prestación de servicios es uno de los más conocidos en el campo laboral y de Recursos Humanos. Refleja el acuerdo contraído por dos partes en el que una de ellas se compromete a ejecutar una labor específica según su experiencia, su capacidad y su formación en una materia o especialidad.