Los ejemplos de Branded Content abundan en la actualidad. Y no sólo porque se trata de una tendencia a la que se han sumado cientos de miles de empresas y negocios en el mundo, sino porque supone una ruptura con el marketing tradicional.