El análisis de balances se puede definir como un análisis de los activos, pasivos y patrimonio de una empresa. Este análisis se realiza generalmente en periodos de tiempo establecidos, como anualmente o trimestralmente, aunque la frecuencia dependerá de cada empresa y de su mercado.