Ventajas e inconvenientes de convertirte en un profesional autónomo

Ventajas e inconvenientes autónomos

Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social – MEYSS- a 30 de junio de 2016 se contabilizaron en nuestro país cerca de 2 millones de autónomos, en concreto 1.984.268 personas inscritas como trabajadores por cuenta propia. ¿Son las ventajas que implica esta modalidad de empleo las que animan a tantas personas a convertirse en autónomos?  ¿Cuáles son esas ventajas y, por supuesto, los inconvenientes de convertirnos en profesionales autónomos? Esas son las dos preguntas clave a las que vamos a dar respuesta en nuestro artículo de hoy.

 

El perfil del profesional autónomo

Desde el año 2013 el número de autónomos en nuestro país no para de crecer, de hecho, poco a poco este colectivo se está convirtiendo en la principal fuente de ingresos a la Seguridad Social, un dato que tiene su explicación en las altas cuotas a la Seguridad Social que debemos abonar como profesionales independientes o por cuenta propia. Pero ¿cómo es el perfil tipo de ese profesional por cuenta propia? Según el informe “TRABAJADORES AUTÓNOMOS, PERSONAS FÍSICAS, EN ALTA EN LA SEGURIDAD SOCIAL, RESUMEN DE RESULTADOS A 30 DE JUNIO DE 2016” publicado recientemente por el MEYSS:

  • El 65,3% de los profesionales autónomos son hombres, mientras que el 34,7% son mujeres.
  • En el sector de la industria hay un porcentaje de mujeres autónomas de sólo el 21%.
  • En el sector de la construcción apenas se registran altas de profesionales mujeres, la cifra apenas llega al 3% del porcentaje total.
  • Más del 70% de los profesionales autónomos de origen español superan los 40 años de edad. Este porcentaje se reduce a poco más del 54% entre los autónomos residentes en España, pero procedentes de otros países.
  • El 22% de los autónomos tienen empleados a su cargo.
  • El 4,8% de los autónomos combina su actividad por cuenta propia con otra actividad por cuenta ajena. Este porcentaje es superior entre los jóvenes menores de 25 años de edad.

 

Ventajas de ser profesional autónomo

No vamos a negar lo evidente: una parte importante de los profesionales por cuenta propia no han elegido esta modalidad de cotización a la Seguridad Social de forma completamente voluntaria, por su espíritu emprendedor o por disfrutar de las ventajas del auto empleo. Pero tanto si hemos decidido dar el salto a la emprendiduría como si nos hemos visto obligados a acogernos al régimen de autónomos, es importante que recordemos sus ventajas principales:

  • Trabajar por cuenta propia nos permite conciliar mejor la vida profesional con las responsabilidades familiares. Además, una parte importante de los autónomos dedicados a la comunicación, la publicidad, la creación de contenidos o la administración de empresas realizan sus tareas en la modalidad del teletrabajo, lo que implica un ahorro importante en cuanto a los costes de desplazamientos, dietas, vestuario, etc.
  • Trabajar como autónomos nos permite elegir y decidir por nosotros mismos las actividades de formación continua, los cursos y los máster más interesantes para crecer y evolucionar en nuestra carrera profesional.
  • En principio, los autónomos no tenemos que dar explicaciones a ningún supervisor, director de departamento o gestor interno. “No tenemos jefe” aunque, por experiencia, todos nuestros clientes son jefes que nos exigen los resultados y el cumplimiento de fechas, objetivos, etc. ¿Cuál es la clave para dar respuestas a los cada día más exigentes clientes de los profesionales autónomos?: la formación continua de calidad.

 

Desventajas de ser profesional autónomo

Según las principales asociaciones de autónomos, la principal desventaja de los autónomos a día de hoy es la obligatoriedad de cumplir con las elevadas cuotas mensuales a la Seguridad Social. El debate lleva años sobre la mesa ya que el modelo español es diferente al que se aplica en otros países del entorno euro, pero por el momento no se vislumbra solución alguna.

Otra desventaja importante de pertenecer al régimen de profesionales autónomos es la pérdida de ciertos derechos que los asalariados consideran básicos como son, por ejemplo, las vacaciones anuales pagadas o los fines de semana libres de obligaciones profesionales.

 

Y tú ¿qué opinas? ¿Crees que las ventajas de ser autónomo superan a sus desventajas?

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Estrategia de carrera
Tags:

Añadir comentario