Tips para convertirte en el mejor director de Recursos Humanos

director de recursos humanos

Pocos cargos han sufrido una transformación tan profunda y en tan poco tiempo como como el de director de Recursos Humanos.

La revolución digital no sólo ha influido en la aparición de sistemas informáticos cada vez más complejos y máquinas sofisticadas. También ha generado una revolución social y cultural que se aprecia en distintos ámbitos, entre ellos el laboral.

Ni los trabajadores se comportan igual que hace un par de décadas ni los procesos de selección, reclutamiento y formación se parecen en absoluto a cuando aún no existían las herramientas y los recursos digitales con los que interactuamos hoy día. Hay todo un abismo entre una época y otra.

 

 

 

¿Qué cambios ha sufrido el área de Recursos Humanos?

Para el director de Recursos Humanos que provenía de métodos tradicionales de trabajo ha sido casi como empezar de cero. O quizá no tanto, pero sí que ha supuesto una profunda redefinición de su perfil profesional y una rapidísima adaptación a las demandas y los retos del nuevo escenario.

Los cambios han sido muchos y a veces tan rápidos que ni siquiera los profesionales del área han podido asimilarlos. Veamos algunos de los más importantes:

  • Comprensión de la filosofía corporativa: en el nuevo contexto, el área de Recursos Humanos no puede operar de forma aislada. Sus responsables deben comprender la filosofía corporativa de la empresa (valores, principios, misión y visión) y a partir de ahí diseñar sus estrategias.
  • Visión estratégica de su labor: todo lo que se decida en esta área tendrá incidencia directa en los distintos departamentos de la empresa. Es decir, su función será estratégica, pues afecta tanto a quienes están en los altos niveles corporativos como a quienes se ubican en los planos inferiores.
  • Gestión del talento: no basta con seleccionar y contratar personal; ahora, además, es necesario diseñar estrategias para potenciar el talento de aquellos trabajadores que ya forman parte de la empresa y, a la vez, atraer a otros que provengan de sectores afines y que aporten valor al conjunto de la compañía.
  • Diseño mejores planes de desarrollo profesional: Recursos Humanos es un área que mira el interior de las empresas. Sabe que los trabajadores son su principal inversión y por eso ofrece alternativas de promoción interna y sistemas de incentivos accesibles y justos. La idea es que cada uno encuentre el sitio que le haga mejor profesional y como pieza de un engranaje más amplio.
  • Ampliación de los criterios de rendimiento: el rendimiento, una de las principales preocupaciones de esta área, ya no es sólo una cuestión de números, datos y recursos empleados. Ahora se ha incorporado la palabra bienestar, que supone otros como la motivación, la comunicación, el estilo de liderazgo, etc.

 

¿Cómo ser un buen director de Recursos Humanos?

Estos cambios nos dan una idea de los retos a los que se enfrenta un director de Recursos Humanos en la actualidad. Por ello, hemos preparado una lista con varias claves que deberías tener en cuenta si lo tuyo es desempeñarte en esta área. Veamos:

1) Promueve cambios positivos en el personal:

Tu objetivo central como director de Recursos Humanos es la mejora continua. Tanto los grupos de trabajo como las personas siempre pueden superarse. Tu área busca justamente eso: aumentar el rendimiento y la productividad sin que esto sea un obstáculo para el bienestar de los trabajadores. Recuerda, todo lo que suponga una mejora te interesa y no debes escatimar esfuerzos en lograrlo.

2) Fomenta el sentido de pertenencia:

Muchas empresas fracasan en la práctica porque no tienen un vínculo fuerte que les una. Los trabajadores no se sienten parte de ella. Tu labor será encontrar esos vínculos y fomentar el sentido de pertenencia para que la empresa gane como unidad. Todo lo que hagas debe aspirar a este propósito.

3) El bienestar de los trabajadores, ante todo:

El factor humano es lo tuyo. De las cuentas, los beneficios y las inversiones ya se ocuparán otros jefes de departamento. Por ello, debes procurar que todas las decisiones que tomes desde tu cargo resalten la condición humana como centro de cualquier metodología o estrategia, y tratar que los demás entiendan su impacto e importancia en el conjunto de la compañía.

4) Utiliza indicadores de medición/evaluación:

Un buen director de Recursos Humanos no se limita a delegar funciones para que otros las apliquen. Si bien debe apoyarse en sus propios colaboradores o en otros de departamentos afines, tiene que mantenerse al tanto de la evolución de los procesos. Por ejemplo, si la idea es evaluar el impacto de un nuevo canal de comunicación interna, habrá que definir indicadores para saber si éste ha dado los resultados esperados o si, en cambio, no ha estado a la altura de lo previsto. La medición, el análisis y el seguimiento también forman parte de tus funciones.

5) Apóyate en herramientas tecnológicas:

Emplea las distintas herramientas que nos ofrecen las nuevas tecnologías para llegar a quienes te propones. No sólo a nivel interno, sino también en el plano exterior. Ahora mismo, la gran mayoría de directores de Recursos Humanos usan las aplicaciones móviles y las plataformas para el reclutamiento de talento y los procesos de selección de personal.

6) Liderazgo, confianza, seguridad:

¿Que el liderazgo es sólo para directivos o gerentes? Nada de eso; también a ti te corresponde serlo en la medida de tus posibilidades. Recuerda, ser director de Recursos Humanos te convierte en alguien con una perspectiva amplia y en un motor de cambio para el personal de la empresa. Debes tener confianza en tus planes y decisiones y saber transmitirlos a los demás.

 

Si tu objetivo es llegar a ser director de Recursos Humanos, puedes empezar por especializarte con un Máster en Dirección de Recursos Humanos y formarte para gestionar el talento y bienestar laboral de manera eficaz. Estas dos competencias son la puerta de entrada a un área en la que parte de la clave del éxito radica en vincular el factor humano con los objetivos empresariales de cada caso.

 

Recursos Humanos

Tags:

Añadir comentario