Siete ideas para generar ingresos recurrentes en tu negocio

ingresos recurrentes

Los ingresos recurrentes son todos aquellos que se generan de forma constante en caja, independientemente de si son producto de una actividad laboral o si, en cambio, provienen de otras fuentes. Lo que les identifica es la constancia.

No deben confundirse con los ingresos pasivos, que son aquellos que recibes sin que deban responder a una actividad comercial. Es decir, están allí cada cierto tiempo y no necesitas trabajar para ellos; simplemente llegan.

Dicho esto, es claro que gran parte de la sostenibilidad y la viabilidad de las empresas radica en los ingresos recurrentes, pues gracias a ellos es que se hacen frente a todos los compromisos que una empresa adquiere para su funcionamiento: pago de nóminas, seguridad social, pago a proveedores y distribuidores, impuestos, publicidad, Recursos Humanos, innovación, planes de expansión, entre otros tantos.

 

TEXT - TOFU .Herramientas Gestion Financiera

 

¿Qué tan difícil es generar ingresos recurrentes?

La pregunta que se hacen muchos emprendedores o directores de negocio es si pueden o no generar ingresos recurrentes. Saben que este tipo de ingresos constituyen una base sólida para el desempeño de sus empresas, tanto si se trata de cubrir obligaciones como de impulsar iniciativas que permitan mejorar su posicionamiento.

Cuando emprendes un negocio propio, una de las situaciones que debes encarar es el hecho de que tus ingresos no tendrán, al menos en una primera etapa de actividad, un monto fijo. Es decir, tu caja puede ser variable y registrar subidas y bajadas en función de aspectos como la oferta, el número de competidores o la época del año.

En cambio, los gastos de funcionamiento sí que son fijos. Cada final de mes debemos responder por compromisos adquiridos y sin los cuales el funcionamiento del negocio quedaría en entredicho. ¿Cómo capear esta situación?

Ya te adelantamos que no existe una fórmula mágica para que los ingresos sean iguales o mayores que tus compromisos. Si así fuese, ninguna empresa fracasaría ni echaría el cierre por motivos de falta de liquidez. Tampoco existe una manera de garantizar que los ingresos serán recurrentes de por vida. ¿Qué hacer, entonces?

 

Generar ingresos recurrentes. ¿Dónde está la clave?

Cuando tu objetivo es dejar de depender de ingresos variables y apostar por otros que te garanticen mayor estabilidad y flujo de caja, una de las claves está en la habilidad para generar vínculos perdurables con otros agentes comerciales. Dicha perdurabilidad se puede conseguir siguiendo alguno de estos consejos:

  1. Contratos de exclusividad:

Contratar con un solo cliente y garantizar en exclusivo las materias primas que necesita puede limitar nuestro radio de acción, sí, pero sin duda es una de las mejores alternativas para generar ingresos recurrentes. Este tipo de contratos se suelen firmar a largo o mediano plazo, con lo cual también facilita el diseño de planes de expansión o desempeño que entrarían en vigor una vez se termina la situación de exclusividad.

  1. Vender productos o servicios de consumo recurrente:

Si quieres ingresos recurrentes, ofrece productos recurrentes. Suena obvio, pero es así. Imagina, por ejemplo, que eres dueño de una tienda de ropa para verano. ¿Cuáles son tus probabilidades de conseguir ingresos recurrentes? Poquísimas, salvo en los tres o cuatro meses que dura la temporada. ¿Y el resto del año? Por ello, asegúrate de que los productos o servicios que vendas se necesitan siempre y que la oferta continuará vigente pase lo que pase.

  1. Fijar sistemas de suscripción:

Además de generar ingresos recurrentes, las suscripciones son otra forma de aumentar el compromiso de tus clientes con la marca. Existen distintos tipos de suscripciones y se pueden adaptar en función del producto o de las necesidades de los consumidores. Eso sí, ten en cuenta que un sistema de estos te obliga a ti como marca a prestar una serie de servicios adicionales y a velar, mucho más que en otros casos, por la calidad del servicio.

  1. Posicionar tu marca en plataformas digitales:

Existen empresas que pese a no tener una base de clientes fijos o estacionales, a final de mes no tienen ningún problema para cumplir con sus obligaciones de funcionamiento. ¿Cómo lo hacen? Sencillo: trabajan arduamente para lograr un buen posicionamiento en Internet y sus numerosos buscadores, algo que sin duda se traduce en mayor visibilidad y oportunidades de negocio. Se trata de empresas que siempre están en la agenda de los consumidores como la primera o la segunda opción. ¿Cómo va tu posicionamiento?

  1. Fidelizar a tus clientes:

Otros negocios, por el contrario, trabajan en la idea de estrechar los lazos con sus clientes fijos y acercar aquellos que aún ofrecen alguna resistencia. A este proceso se le denomina fidelización de los clientes; es decir, no dejar que se vayan, ganarse su confianza, darles más que lo que les ofrecerían otras marcas. Al fidelizar tus clientes no sólo ganas en prestigio; también estarás garantizando ingresos recurrentes derivados de las compras de éstos.

  1. Garantizar la continuidad en el servicio:

Las empresas pueden perder un cliente en un abrir y cerrar de ojos. Por eso, es necesario no descuidar los elementos que rodean al proceso de compra, tanto antes como después del mismo. La continuidad del servicio es otra forma de fidelizar a los clientes; y tal como hemos visto en el apartado anterior, esto, a su vez, debe traducirse necesariamente en la adquisición de ingresos recurrentes.

  1. Ofrecer servicios de tarifa plana o similares:

Muchas empresas se decantan por ofrecer servicios de tarifa plana con el fin de adquirir ingresos fijos. Se trata de planes en los que los consumidores pueden disfrutar de una oferta mínima por valores relativamente asequibles. El mejor ejemplo de ello lo vemos en los operadores de telefonía o en suscripciones de cualquier otro tipo. La lógica de esta estrategia es sencilla: antes que ofrecerle al cliente productos que podría dejar en cualquier momento, es preferible darle un servicio básico por el que pague regularmente durante un período determinado.

 

Recuerda: la clave para conseguir ingresos recurrentes, sea cual sea la naturaleza de tu negocio, está en la perdurabilidad de los nexos que establezcas con tus clientes o con terceros agentes con los que entres en contacto. No importa de dónde provengan; lo importante es que sean regulares y útiles.

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera

Tags:

Añadir comentario