¿Quieres saber cómo detectar la innovación en los procesos productivos?

En otras entradas de este blog hemos hablado de la innovación y de su papel fundamental para que las empresas puedan avanzar y mantener su posición en el mercado y ante sus competidores. Pero, ¿cómo se detecta la innovación? ¿Cuál es la fuente de inspiración de las organizaciones? ¿Qué herramientas utilizan? A continuación, te explicamos cómo las organizaciones encuentran las oportunidades de innovación que los llevarán al éxito.

Si te gustaría conocer las nuevas estrategias de innovación empresarial, descarga el ebook: La innovación estratégica: El arma secreta de los CEOs más relevantes del mundo

En busca de oportunidades de innovación: ¡sal de tu zona de confort!

A la hora de buscar fuentes de inspiración para encontrar e identificar nuevas oportunidades de innovación, la mayoría de empresas se limitan a realizar esta búsqueda en espacios limitados y relacionados con su ámbito de actuación. Al actuar de esta manera y focalizar su investigación en un área limitada, se pasará por alto información relevante que pueda serles de utilidad en un futuro, es decir, pueden perder una oportunidad.

Dicho en otras palabras, las empresas deben “pensar fuera de la caja” y buscar nuevos marcos de información que puedan generar nuevas posibilidades de crecimiento e innovación. Para conseguir mirar “hacia el exterior” y encontrar oportunidades, las empresas han de tener en cuenta una serie de factores:

  • Para identificar nuevas oportunidades las empresas deben aprender a mirar en espacios poco familiares.
  • En muchas ocasiones la información que cae fuera del marco cognitivo actual es ignorada o reinterpretada para disminuir su importancia.
  • Construir nuevas redes para disponer de nuevas lógicas, para lo cual es preciso dar voz a nuevos aliados que no han sido tenidos en cuenta anteriormente.
  • Crear una cultura innovadora en la empresa. Para ello es fundamental el rol del liderazgo, ya que ha de evitar que surjan conflictos internos.

 

 

Herramientas para analizar proyectos de innovación

Cuando una empresa quiere saber qué pasa en su entorno, lo más habitual es que utilice herramientas de análisis tradicionales, tales como los análisis DAFO, los análisis de la cadena de valor o los focus groups, entre otras cosas. Estas técnicas son muy válidas para estudiar espacios de búsqueda conocidos y estables, sin embargo, a la hora de explorar lugares desconocidos, son más convenientes otro tipo de estrategias.

Los proyectos de innovación son complejos y están llenos de aspectos que las empresas desconocen, por eso, pueden generar una gran sensación de incertidumbre. En estos casos, para realizar los estudios, deben utilizarse técnicas menos analíticas. Hay que tener muy en cuenta que para que las técnicas se apliquen correctamente y funcionen, las empresas deben crear una cultura emprendedora y tolerante con la incertidumbre.

A continuación, te explicamos de forma breve algunas herramientas que pueden ser utilizadas para buscar inspiración a la hora de identificar nuevas oportunidades y que en muchos casos son complementarias.

  • Identificar y clasificar tendencias: los cambios sociales, demográficos o tecnológicos acostumbran a crear oportunidades de innovación. Especialmente cuando se busca en sus intersecciones.
  • Explorar múltiples futuros: imaginar diferentes escenarios de futuros, y las implicaciones que se derivarían de cada uno de ellos.
  • Equipo de exploradores: crear un equipo de personas que sea responsable de identificar nuevas oportunidades.
  • Trabajar con usuarios activos: los usuarios con necesidades más extremas o avanzadas, llamados “lead users”, pueden ser una fuente de inspiración para descubrir soluciones que en el futuro puedan satisfacer a un número mayor de usuarios.
  • Inmersión profunda: utilizar técnicas, como la etnografía, para comprender el comportamiento de los clientes y lo que desean, en lugar de preguntarles que hacen y que quieren.
  • Experimentar y aprender: pasar a la acción para aprender de primera mano, a través de la construcción de prototipos de baja resolución, en lugar de dedicar demasiado tiempo a analizar y planificar.
  • Concursos de ideas: fomentar la participación activa de los miembros de la organización a partir de la convocatoria de concursos en los que se pidan ideas o áreas de oportunidad.
  • Movilizar actores externos: organizar talleres con personas externas a la empresa, como por ejemplo proveedores, clientes o expertos en una temática concreta.
  • Conectar sectores: desarrollar mecanismos para adaptar elementos de otros sectores al sector en el que opera la empresa.
  • Talleres de generación de oportunidades: utilizar técnicas creativas para generar nuevas oportunidades de crecimiento.
  • Intraemprendedores: permitir que personas que tienen interés en proyectos específicos, puedan dedicar una parte de su tiempo a desarrollarlos hasta que se decida si es conveniente que se transformen en proyectos formales de innovación.
  • Diversidad: establecer políticas de contratación basadas en buscar la máxima diversidad, de modo que se disponga de puntos de vista muy distintos dentro de la propia organización.
  • Innovación abierta: incorporar estrategias de innovación abierta en la fase de identificación de oportunidades, un ejemplo sería cooperar con start-ups, escuelas de negocio o universidades.
  • Importar innovación: importar y adaptar innovaciones lanzadas por empresas pequeñas en mercados lejanos a aquellos en los que está presente la empresa. Para hacerlo es conveniente establecer mecanismos de inteligencia competitiva.
  • Utilizar las redes sociales: crear comunidades online de personas que compartan intereses relacionados con las diferentes áreas que la empresa desea explorar.

 

Post relacionados:

 

Tags:

Añadir comentario