¿Qué ventajas tiene la matriz BCG?

La variabilidad de los mercados condiciona muchas veces los planes de expansión de las empresas. Los descensos y los ascensos de los elementos bursátiles impiden saber con certeza cuándo es el mejor momento para realizar inversiones o cuándo dejar de hacerlo. Hacer o dejar de hacer: he ahí la cuestión.

BCG

Aunque por lo general se trata de indicadores económicos, es difícil definir fórmulas que permitan predecir su comportamiento. Los distintos elementos que intervienen en las áreas de negocio suelen ser arbitrarios.

Sin embargo, eso no implica que las empresas no puedan definir estrategias para tener una idea más o menos clara de sus oportunidades de negocio. Por más variables que sean los mercados, sí que es posible estudiar sus tendencias y calcular los riesgos de inversiones, planes, alianzas o fusiones corporativas.

 

La herramienta de análisis visual del BCG

Las siglas BCG corresponden a la matriz del Boston Consulting Group, institución que a principios de los años 70 ideó un revolucionario método para definir las unidades de negocio de las empresas. Es decir, su objetivo es proporcionar un enfoque para saber en dónde invertir, cómo, cuándo y en qué proporción.

En esencia, se trata de un cuadro subdividido en cuatro cuadrantes que representan las distintas posibilidades de negocio para las empresas. Cada cuadrante tiene una imagen en su interior y remite a un significado:

  • Estrella: son aquellas áreas de gran crecimiento y participación, lo cual supone una oportunidad de inversión inmejorable. El límite lo marca la madurez del propio campo, es decir, hasta que deje de ser atractivo.
  • Interrogante: se refiere a aquellos sectores del mercado con gran crecimiento pero, a la vez, con poca participación. Su rentabilidad no está clara; así como pueden convertirse en Estrella, también pueden perder todo atractivo.
  • Vaca: se caracteriza por el bajo crecimiento y la alta participación. Son áreas que generan bastante beneficios y que pueden llegar a generar y convertirse en sectores Estrella a medio o largo plazo.
  • Perro: son sectores con poco crecimiento y baja participación. Por lo tanto, su productividad es negativa y ofrece pocas alternativas de inversión.

 

Aplicar el método BCG, ¿cómo ayuda a mi empresa?

En general, el BCG es un modelo que se relaciona estrechamente con el ciclo de vida de los productos. Es decir, contribuye a que las empresas hagan una inversión razonable para la consolidación de éstos en el mercado y la reinversión de las utilidades que garanticen la rentabilidad a largo plazo.

Tras recapitular los cuatro elementos básicos de la matriz, es preciso ocuparnos ahora de los beneficios que reporta a las empresas:

  • Proporciona una visión estratégica del negocio. Al igual que sistemas como el Kanban o el Balanced Scorecard, el modelo BCG ayuda a visualizar el negocio en su conjunto, con la diferencia de que su principal objeto de estudio son las oportunidades de negocio e inversión.
  • Fortalece la inversión. Se fija, por tanto, en las características de la inversión que realiza cada empresa. No es sólo cuestión de abrirse a otros campos; se trata, sobre todo, de saber hacerlo.
  • Atiende a las distintas divisiones de una empresa. Las divisiones de una empresa también se fortalecen. Como el enfoque del BCG es estratégico, se mira a cada departamento o área de la que dependan procesos que intervengan en el momento de las inversiones. Todas las piezas suman.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario