¿Por qué es tan importante una estrategia de branding personal?

branding personal

Antes de empezar, te proponemos un viaje al pasado inmediato, concretamente a final de los años 80 y principios de los 90. Es decir, el momento en que apenas comenzaba a hablarse de las posibilidades de una gran red llamada Internet y en la que algún día, con sólo hacer un clic, podríamos acceder a todo lo que buscáramos.

En efecto, hace exactamente tres décadas las dinámicas del mercado laboral eran distintas. Apenas empezaba a hablarse de gestión del talento, ampliación del concepto de productividad, autogestión, flexibilidad y de estructuras cuyo centro fuese el factor humano y no tanto los beneficios.

Hasta entonces, los sistemas consideraban a las personas como piezas de engranajes o de megaestructuras. La productividad se medía en función de dos únicas variables: tiempo empleado y rendimiento. Salvo en las esferas directivas, apenas se distinguían los perfiles profesionales en cada sector. Primaba lo homogéneo.

La duda recurrente de entonces era cuánto cambiarían las cosas si aquella Red de la que tanto se hablaba finalmente se extendía. ¿Cómo sería el mercado laboral? ¿Qué dinámicas nuevas se incluirían en él? ¿Llegaría un buen día en que «diferenciarse» tendría la importancia que algunos ya presagiaban?

 

¿De dónde viene el del branding personal?

Hoy día sabemos que tal pronóstico se ha cumplido. Tanto las empresas como las personas deben diferenciarse de sus competidores para seguir operando en sus respectivos campos. Pero ojo, no es algo opcional; es, ante todo, la única forma de supervivencia y adaptación al mercado actual.

¿Por qué? La razón es sencilla: la excesiva competitividad de los mercados. En el caso del campo laboral, el auge de la información se ha traducido básicamente en un mayor acceso a la formación y a las oportunidades profesionales, lo cual nos obliga sí o sí a crear una estrategia de branding personal.

O dicho de otro modo, ya no basta sólo con estar activo en un mercado. Ahora, además de ello, es indispensable diferenciarse del resto para llamar la atención. De lo contrario, nuestro perfil pasará desapercibido; seremos uno más entre muchos.

 

Branding personal: razones para crear una estrategia

Si lo de diferenciarte del resto aún te genera dudas o ignoras lo que puede suponer para tu perfil profesional, a continuación te damos algunas razones sobre la importancia del branding personal. Toma nota, no te dejes ninguna:

  • Poner en valor nuestros puntos fuertes. Todos tenemos conocimientos, talentos, virtudes, cualidades y destrezas que merecen salir a la luz. Destácalos y dales el valor que para ti tienen.
  • Proyectar una imagen coherente. La coherencia es una de las cualidades más valoradas en cualquier campo. Quien piensa y actúa de igual forma tiene más posibilidades de triunfar en ambientes altamente competitivos.
  • Cambiar la percepción que otros tienen de ti. También podemos poner en marcha una estrategia de branding personal para transformar alguna situación negativa o simplemente mejorar la imagen que proyectamos ante los demás.
  • Mejorar la comunicación con tu entorno. El branding personal es, en el fondo, una forma de mejorar nuestras relaciones con quienes nos rodean. Ese es el principio del éxito y de la diferenciación.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Estrategia de carrera
Tags:

Añadir comentario