¿Cómo soluciono un problema dentro de mi grupo de trabajo?

solución problemas trabajo

El trabajo es el lugar donde más horas pasamos al día, así que es normal que surjan roces y conflictos entre compañeros. Si es tu caso, pero no sabes cómo actuar para resolver una situación tensa en tu equipo de trabajo con diligencia, puedes seguir este decálogo:

1. Detecta el problema a tiempo: si percibes un conflicto en tu equipo de trabajo, no te quedes como un simple espectador, actúa. Un conflicto no resuelto puede convertirse en algo peor. Toma las riendas y reúne a tus empleados para resolverlo lo antes posible.

2. Considera el problema desde una perspectiva amplia: así evitarás que el conflicto entre dos trabajadores provoque bandos y acaba siendo un problema mayor.

3. No intentes imponer paz: espera el momento más apropiado y reúne a las personas enfrentadas, no irrumpas en medio de una discusión entre ellos y les obligues a callar. Es mejor la primera opción y que tus empleados sepan que convocas esa reunión para aclarar las cosas.

4. Ten clara la solución: conoce la causa del conflicto y piensa una solución adecuada. Deja que se expresen, que muestren sus puntos de vista, pero no seas comprensivo ni tomes partido. Hazles entender que ellos también deben ceder y cambiar de actitud.



 

5. Incide en los objetivos comunes: detectar los aspectos en los que los empleados enfrentados pueden estar de acuerdo es esencial para crear un buen clima de negociación y te puede ayudar a alcanzar un diagnóstico compartido sobre la naturaleza del problema.

6. Muestra optimismo: haz ver a tus empleados que consideras relativamente sencillo llegar a un acuerdo para resolver el conflicto, si cada uno de los trabajadores enfrentados pone algo de su parte.

7. Céntrate en el problema: es vital que limites el debate a la cuestión laboral. Ataja cualquier suspicacia, ironía o valoración de carácter personal que hagan los implicados entre ellos.

8. Profesionalidad por encima de personalidad: apela a la profesionalidad de los empleados. Acepta que es normal que existan desavenencias entre personalidades diferentes, pero hazles entender que no se puede permitir que éstas dificulten el trabajo.

9. Llega a acuerdos y ponlos por escrito: lo ideal sería alcanzar un acuerdo compartido por todos, pero si no es así, intenta arrancar al menos compromisos parciales. Define claramente una serie de acciones específicas para mejorar el funcionamiento del grupo de trabajo y ponlas por escrito para que nadie las cuestione.

10. Realiza un seguimiento de la situación: realiza una evaluación periódica del éxito del proceso tanto a nivel individual como colectivo, y si la situación mejora refuerza la sensación de éxito con elogios verbales.

Si a pesar de todo, la situación no mejora, la Organización Internacional del Trabajo recomienda que se consulte su protocolo de actuación para resolver conflictos e insta a las empresas a que tengan su propio órgano formal de resolución de conflictos. De esta manera, a través de la mediación y el arbitraje pueden ayudar a sus trabajados a salir de situaciones embarazosas.

 

Post relacionados:



Tags:

1 Comentario

  1. Marcela Gutierrez
    29 Enero, 2015

    Muy buena publicacion!, pero hay veces que no basta, ya que es dificil hacer que las personas cedan… En micaso, lidero un grupo de 15 personas en donde el ambiente laboral ha ido en decadencia debido a malos rumores entre ellas.. ¿Qué se puede hacer para evitar los rumores?.

    Si alguien me puede ayudar, estaré muy agradecida

    Muchas Gracias!

Añadir comentario