Nuevos escenarios en la gestión, el Cuadro de Mando Integral

La inestabilidad en los mercados ha provocado una transformación en las estrategias y métodos utilizados para la  gestión empresarial. La globalización, la crisis, los avances tecnológicos, precisan de ciertos instrumentos que puedan esclarecer determinadas cuestiones.

En las últimas décadas han surgido diversas herramientas imprescindibles de gestión empresarial, que pretenden dar respuesta a las  nuevas necesidades y retos directivos, entre los que cabe resaltar el Cuadro de Mando integral.

Qué es el Cuadro de Mando Integral

El Cuadro de Mando Integral (CMI), también conocido como Balanced Scorecard, es una herramienta de gestión empresarial, diseñada por Norton y Kaplan, con el fin de mejorar los déficits de las herramientas de gestión existentes hasta ese momento.

Este método, efectivo para empresas de cualquier tamaño, permite medir las actividades y el rendimiento de la compañía. Además, se convierte en un instrumento de ayuda para la toma de decisiones, al facilitar información periodica sobre el grado de consecución de los objetivos empresariales.

El Cuadro de mando integral permite transformar las estrategias en objetivos y favorece la comunicación de estos planes a los miembros de la compañía.


TEXT - TOFU - Herramientas de management

Áreas clave del Cuadro de Mando Integral

Los objetivos estratégicos se estructuran en cuatro áreas clave o perspectivas principales. Cada una de estas perspectivas tiene asignados una serie de indicadores clave que permitirá valorar los objetivos y establecer las medidas precisas.

Estas perspectivas son:

  • Perspectiva financiera, que refleja el fin de toda organización empresarial, maximizar el valor de la empresa. Habrá que seleccionar aquellos indicadores que posibiliten analizar el valor de la entidad.
  • Perspectiva del cliente. Los indicadores deberán medir la satisfacción del cliente, dato que repercutirá tanto en el posicionamiento como en el valor de la empresa.
  • Perspectiva de procesos internos. Otro aspecto clave es el desarrollo de los procedimientos fundamentales para la empresa, ya sean procesos de innovación, operativos  o servicios de ventas, dada su repercusión financiera. En función de los objetivos corporativos se deberán seleccionar un tipo de indicadores u otros.
  • Perspectiva de aprendizaje o crecimiento. Esta área esencial hace referencia a los recursos humanos y tecnológicos, claves en la gestión empresarial y a la gestión del conocimiento y de la información, clave para el éxito empresarial. Habrá que seleccionar indicadores relacionados con los sistemas de información, la formación, la motivación o la creación de equipos humanos, según las estrategias y objetivos propuestos.

La selección de indicadores en el Cuadro de mando Integral

La principal característica de esta metodología es que se basa en una serie de indicadores, tanto de tipo financiero como no financiero, para obtener la información sobre el cumplimiento de sus objetivos. Se trata de una serie de datos cuantificables que describen los comportamientos de diversas variables que intervienen en el proceso.

La selección de los indicadores es clave para  la consecución de los objetivos empresariales. Éstos posibilitan monitorizar del proceso y valorar los resultados obtenidos. Para cumplir con su fin, los indicadores seleccionados deben ser relevantes, pertinentes y objetivos, de esta forma se podrán valorar y medir.

 Beneficios del Cuadro de mando Integral

Esta herramienta presenta una serie de ventajas para la empresa:

  • Proporciona una visión global de la organización.
  • Favorece la implantación y el esclarecimiento de la estrategia que se llevará a cabo. Gracias a esto,  toda la empresa puede conocer los objetivos empresariales y aunar sus esfuerzos para trabajar en la misma dirección.
  • Facilita un seguimiento periódico del grado de consecución de los objetivos. Este seguimiento hace posible detectar, de manera automática, las desviaciones que puedan surgir y ofrece la  posibilidad de descubrir su origen.
  • Gracias a esta evaluación periódica, se conoce la situación actual de la empresa y se pueden llevar a cabo actuaciones de mejora, siempre que sea preciso.

 

Post relacionados:

POST - TOFU - Herramientas de management

Tags:

Añadir comentario