Marca personal: ejemplos a seguir

marca personal ejemplos

La marca personal es a los profesionales lo que la imagen corporativa a las empresas. En ambos casos hablamos de la manera en que nos presentamos ante un escenario o de la huella que dejamos en quienes nos rodean.

En el caso de las personas, un buen trabajo en este sentido nos ayuda a marcar la diferencia en el terreno profesional, sobre todo si tenemos en cuenta que el mercado actual es altamente competitivo y que muchos han emprendido nuestra misma ruta y buscan oportunidades similares.

No basta con que nosotros nos consideremos excelentes personas y profesionales de gran nivel. También es importante que las personas que nos rodean lo perciban así. Es decir, es tan importante el ser como el parecer.

 

¿Cuál es el proceso para desarrollar tu marca personal?

La marca personal está ligada a la identidad individual, más allá de si tu intención es ponerla al servicio del campo laboral. Por ello, no necesariamente puedes trabajar en ella en función de tus aspiraciones profesionales.

Todo el mundo puede hacerlo en cualquier momento de su vida. De forma genérica, los pasos habituales para ello se resumen así:

1) Construir tu identidad personal:

Esto supone tener claro cuáles son tus fortalezas como persona, en qué valores crees, qué gustos y preferencias tienes y cuáles son tus especialidades en el plano laboral. Es decir, en qué pilares se sustenta tu personalidad. A partir de estos elementos, debes empezar a construir un relato de ti mismo que llame la atención en tu entorno y que comunique aquello que te has propuesto.

2) Elaborar una estrategia 3.0:

Como estamos en el mundo digital, dicho relato suele materializarse en una estrategia que use herramientas como redes sociales, blogs, páginas web, publicaciones y hasta eventos o conferencias en los que quede clara tu identidad.

3) Haz uso de tu red de contactos:

Por último, no olvides recurrir a tu red de contactos para que tu imagen tenga mayores opciones de difusión. Las redes sociales como Linkedin son inmejorables para ello, pero no desistas del contacto personal y del fortalecimiento de vínculos.

 

Ejemplos exitosos de marca personal. ¿Se te ocurre alguno?

Para que veas con mayor detalle lo que significa un trabajo de marca personal, ahora te proponemos dos ejemplos que lo ilustran a la perfección: uno cercano, de nuestra televisión nacional, y otro del escenario político internacional.

  • Risto Mejide, presentador:

Este presentador ha sabido construir una marca personal que combina dosis de cinismo, humor negro e ironía. Según las personas que le conocen, el Risto de la realidad no se le parece en absoluto. No obstante, sólo de esta forma habría podido conseguir el éxito que al día de hoy acumula: las audiencias reclaman al Risto de la marca personal, el que entretiene y no deja indiferente a nadie.

  • Barack Obama, presidente de los Estados Unidos:

El caso del presidente Barack Obama es paradigmático en la comunicación política. Desde que llegó al poder, en 2008, sus asesores han insistido en un trabajo para hacerle ver como una persona cercana, sensible, que entiende las necesidades de los ciudadanos. Esto se refleja en aspectos como el lenguaje corporal, la indumentaria, los gestos, las palabras y hasta las actividades de su agenda, algo a lo que sin duda ha ayudado su raza negra y su origen inmigrante.

 

Post relacionados:

Tags:

Añadir comentario