Inteligencia de negocios ¿seguro que sabes lo que es?

inteligencia de negocios

El término inteligencia de negocios es uno de los habituales de las jornadas sobre innovación empresarial, emprendimiento, estrategias de éxito, competitividad… Todos hemos oído o leído estas tres palabras clave, pero ¿sabemos realmente lo que significan? ¿Somos conscientes de la importancia que tienen en un mundo interconectado, globalizado y ferozmente competitivo? Quizá sí, quizá no, pero por si acaso no viene mal que dediquemos unas cuantas líneas a hablar de la inteligencia de negocios y su influencia en la proyección profesional de los líderes y CEO más influyentes del momento.

 

 

 

Inteligencia de negocios: la definición clásica

Si realizas una búsqueda en Internet con las palabras clave inteligencia de negocios o Business Intelligence seguro que encontrarás muchas entradas diferentes con cientos de explicaciones más o menos prolijas sobre este término. Nosotros preferimos simplificar y quedarnos con una de las definiciones más cortas que se han acuñado:

  • La inteligencia de negocios es una habilidad que nos permite distinguir los datos importantes de los que no lo son a fin de obtener una información concreta que, una vez analizada, se convierta en conocimiento que podemos aplicar para alcanzar un objetivo concreto.

Si te fijas en esta definición clásica de inteligencia de negocios, verás las siguientes ideas relevantes sobre este concepto:

1. Se trata de una habilidad y como tal se puede aprender de forma teórica y práctica con acciones formativas específicas para directivos y con programas de management para nuevos talentos.


2. La inteligencia emocional es básica
no sólo para encontrar los datos relevantes de un proyecto, sino para saber analizarlos de forma que nos resulten útiles y, así, se conviertan en un conocimiento a explotar en nuestro propio beneficio, el de nuestro valioso equipo humano y el de nuestra propia empresa.


3. Entrenar nuestra inteligencia emocional es imprescindible 
para conseguir un objetivo determinado tanto a nivel personal, como profesional y, por supuesto, empresarial.

 

La inteligencia de negocios como factor estratégico

Como hemos visto, entrenar nuestra inteligencia de negocios es importante para manejar cantidades ingentes de información, quedarnos con los datos más relevantes y analizarlos hasta que encontremos su valor especial para nosotros, para nuestra carrera profesional. Pero si ampliamos el foco, también veremos que la inteligencia de negocios es ese factor estratégico de éxito que han puesto en marcha los líderes más importantes de la historia para poner en marcha proyectos empresariales que les han hecho inmensamente ricos y que han aupado a sus empresas a los peldaños más altos del éxito internacional.

Pensemos, sin ir más lejos, en Mark Zuckerberg, ese joven que supo ver, entender y prever las consecuencias de un proyecto de red social de ámbito universitario y convertirlo en la red social más utilizada del mundo: Facebook.

Otro ejemplo también tecnológico y que seguro que te sonará es el de ese inmigrante llamado Jan Koun. Koun, una persona con una inteligencia de negocios nunca vista, supo leer entre líneas la necesidad social de disfrutar de una red de comunicación gratuita, e instantánea, una red de comunicación que se ha convertido en el símbolo de la generación de los Millennials: el WhatsApp.

 

Estos son sólo dos de los muchos ejemplos que podemos encontrar de expertos en inteligencia empresarial. ¿Quieres añadir algún ejemplo más? Hazlo libremente, queremos que te sientas en tu casa…

 

Transformacion digital

Tags:

Añadir comentario