¿Influye el autoconocimiento en tus habilidades como director?

El autoconocimiento, o conocimiento que cada persona posee de sí mismo, es un proceso lento, pero clave en el desarrollo personal y, por lo tanto, también en el profesional. Gracias a él, la persona se reconoce como un ser  único, con unas características y cualidades propias, positivas o negativas, que le diferencian de los demás.

La identificación de todas y cada una de las habilidades y destrezas que poseemos y de las que nos faltan por desarrollar, forman parte de este proceso, que permite a la persona tener una imagen real de sí misma y ser consciente de sus limitaciones y necesidades.

Sin embargo, el conocimiento y percepción que uno tiene de sí mismo, en ocasiones no se corresponde con la realidad, debido a diversos factores. Este hecho puede originar grandes hándicaps tanto en el ámbito personal y social como en el laboral, especialmente cuando se cree que se poseen ciertas habilidades de las que se carece.

Existen diversos grados de conocimientos, influenciados por la percepción y la autoestima o valoración que cada uno posee sobre sí mismo. Las personas con una elevada autoestima pueden tener un conocimiento real y honesto sobre sí mismo, sin embargo, también pueden tener una percepción irreal que les lleve a pensar que son candidatos idóneos para determinados puestos, cuando en realidad no es así.

Por otro lado, las personas con una baja autoestima, suelen negar  y esconder sus verdaderas habilidades y no dejan desarrollar todo el potencial que poseen.

 

Aprende cuales son los pasos para convertirte en director general.

 

Habilidades gerenciales y autoconocimiento

Para ocupar el cargo de directivo empresarial, como para cualquier otro puesto, se requiere unas determinadas habilidades. Para desempeñar de manera eficaz las funciones directivas, necesitarás descubrir, en primer lugar, cuáles son estas habilidades gerenciales y, en segundo,  reflexionar sobre las habilidades propias. Sólo así podrás averiguar si efectivamente  posees las destrezas necesarias para convertirte en director.

Sólo aquellas personas que realmente se conocen, podrán analizar qué habilidades poseen, valorar en qué grado e identificar cuáles necesita potenciar o desarrollar para poder mejorar como director.

Sin embargo, en  este análisis debes ser realista y totalmente sincero contigo mismo. Sólo así podrás alcanzar tus objetivos laborales y ayudar a la empresa a crecer y avanzar.

Habilidades más valoradas en un directivo

El conocimiento de métodos, estrategias y técnicas de gestión, es una habilidad indispensable para la gestión de empresas, sin embargo no es la única que se te exigirá. Cada vez cobra más importancia otro tipo de destrezas, en las que la personalidad de la persona y sus competencias para poner en juego sus conocimientos son básicas.

La lista de habilidades deseables es larga y extensa. No obstante, algunas de las cualidades más valoradas, tanto por los empresarios e inversores como por los trabajadores, para ejercer como gerentes empresariales son:

  • Capacidad de liderazgo.
  • Capacidad de negociación
  • Capacidad de comunicación
  • Capacidad de escucha
  • Capacidad de organización
  • Capacidad para la gestión del talento
  • Capacidad de innovación
  • Habilidades para la gestión del tiempo
  • Habilidades para la gestión del riesgo
  • Capacidad de empatía
  • Capacidad de análisis
  • Habilidades para la toma de decisiones

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario