Ejemplo de cómo elaborar un perfil profesional

perfil profesional ejemplo

La redacción del perfil profesional es algo a lo que tarde o temprano todos debemos enfrentarnos. Se trata de un texto no necesariamente extenso, aunque tampoco corto, en el que exponemos quienes somos, cuál es nuestra experiencia laboral y cuáles son las habilidades y talentos que nos definen en el campo laboral.

Al margen de las formalidades y el protocolo, lo cierto es que es un recurso bastante útil en procesos de selección laboral o como parte de una estrategia para posicionar nuestra marca personal ante un público específico.

El principal documento donde encontramos un perfil profesional es en el currículum vitae, pues además funciona como carta de presentación. Sin embargo, en los últimos años también es frecuente poner nuestro perfil en las redes sociales, tanto si se trata de una red con objetivos profesionales como si son de otro tipo.

 

 

Redactar un perfil profesional. ¿Misión imposible?

Un perfil profesional busca posicionar un nombre o una marca, genera expectativa y tiene una cualidad sintética de nuestra experiencia laboral y nuestros puntos fuertes. Veamos algunos ejemplos de cómo redactarlo:

 

  • Ejemplo 1:

En este caso estamos ante un perfil sintético, directo y en el que la persona subraya su formación y su área de desempeño. Esto lo complementa con las habilidades y talentos individuales que suponen un valor añadido. Veamos:

«Administradora de Empresas Turísticas y Hoteleras con experiencia laboral en el sector hotelero y en áreas como la recepción y las reservas, las comidas, las ventas y el marketing. Persona hábil y con potencial humanístico».

 

  • Ejemplo 2:

Este es un ejemplo de perfil profesional más extenso. El rasgo que lo define es que las competencias técnicas que posee esta persona van de la mano con sus habilidades en áreas humanas y de liderazgo. Es decir, para este candidato las dos categorías tienen la misma importancia y de ahí que se empeñe en señalarlo:

«Como ingeniero industrial, mi formación académica, humana y laboral se ha enfocado al desarrollo y la implementación de propuestas útiles en el campo de la productividad. Tengo experiencia con el manejo de máquinas industriales y su mantenimiento. Soy un profesional comprometido con la investigación, el liderazgo y el trabajo en equipo».

 

  • Ejemplo 3:

Este último ejemplo ilustra muy bien un tipo de profesional que, ante la circunstancia de poseer un título que no genera mucha expectativa, decide enfatizar en habilidades humanas y en su alto grado de flexibilidad para generar interés. Es una apuesta que funciona en entornos poco jerarquizados o donde la formación no es una prioridad ni un requisito que marque la diferencia. Veamos:

«Técnico laboral en gestión de negocios. Persona activa, dinámica, responsable y con facilidad para las relaciones personales. Puedo desarrollar cualquier labor o función asignada con la mayor eficacia del caso. Me desenvuelvo bien tanto en equipos como individualmente.»

 

Para finalizar, recuerda que sea cual sea el tipo de perfil profesional que elijas para darte a conocer ante un público o entorno, lo esencial es que incluyas brevemente tu formación, tu campo de acción, tus competencias técnicas, tus habilidades humanas, tus expectativas y tus intereses. El resultado dependerá de cómo los armonices en un mismo texto.

 

Estrategia de carrera

Tags:

Añadir comentario