Director financiero, ¿el puesto de mayor proyección en el siglo XXI?

Hasta hace un par de años, muchas personas que se desempeñaban en el terreno de la gestión empresarial y los negocios en general habían vaticinado la muerte del director financiero tal como lo habíamos conocido hasta ahora.

Entre otras cosas, señalaban que en un mundo cada vez más globalizado y donde a los trabajadores se les exigían conocimientos multidisciplinares como condición esencial para desempeñarse en sus cargos, esta labor perdería vigencia progresivamente hasta dejar de existir por sí sola. Muchos, incluso, se lo tomaron como un vaticinio.

Sin embargo, se equivocaban: no solo no hemos asistido a la desaparición del director financiero, sino que además hemos visto una evolución en lo que se refiere a sus funciones y un papel más protagónico en la gestión.

 

TEXT - TOFU .Herramientas Gestion Financiera

 

¿Por qué es tan importante hoy día el director financiero?

Uno de los elementos con el que no contaban los que vaticinaron la muerte del director financiero era el aumento del riesgo, quizá porque no tuvieron en cuenta que con el paso de los años los mercados iban a ser mucho más complejos y, en cierta forma, más inciertos. En el plano de os negocios, el riesgo es más protagonista que nunca.

Es decir, existe una relación directa entre uno y otro concepto: cuanto más riesgo supongan las operaciones comerciales y bursátiles de las empresas, mayor será la necesidad de recurrir a un director financiero.

Pero este riesgo del que hablamos no sólo se refleja en las dinámicas de los mercados, que en cierta forma siempre han tenido dicha naturaleza. Ahora debemos agregar otros elementos como las nuevas tecnologías y su poder de transferencia de información y de datos, los medios de pago alternativo, los canales de venta online, la gestión tributaria virtual e incluso la robotización y los cambios en el mercado laboral.

 

Datos que demuestran el valor de un director financiero

El director financiero es la persona a la que confías todo lo vinculado a los capitales de las empresas, sean tanto materiales como inmateriales.

Actualmente, según un amplio consenso de consejeros delegados y responsables de las empresas más importantes del mundo, es un cargo de vital importancia para cualquier compañía. Ya no se trata de sólo del manejo de números y reportes; ahora es preciso ser un experto en tecnologías, sistemas de riesgo, finanzas internacionales, cumplimento normativo, negocios, entre otros aspectos.

Lo anterior no lo decimos nosotros. Por el contrario, es el resultado de varios estudios que se han realizado en la materia y que ponen de manifiesto la importancia de contar con un director financiero capacitado y plenamente adaptado a las dinámicas del siglo XXI. ¿Repasamos algunos datos extraídos de dichos informes?

  • Un estudio del High Performance Finance Study asegura que para el 85% de los directores financieros de las empresas su cargo debe ir de la mano de funciones como el Big Data y la tecnología digital.
  • Mercados alternativos como el MAB o el MARF permiten que cualquier director comercial con las herramientas necesarias acceda a la cotización en la Bolsa de Valores o a la financiación no bancaria.
  • Los mercados exigen cada vez más transparencia y buenas prácticas a las empresas, y por ello éstas contratan a profesionales altamente cualificados en la materia. En ese sentido, el director financiero es también un intermediario entre las empresas a las que representa y las autoridades competentes.

 

Todo lo anterior nos lleva a concluir que el director financiero es uno de los cargos con mayor proyección del campo de la gestión empresarial. Contrario a lo que muchos creían hasta hace unos años, su desaparición no se vislumbra en el horizonte. ¿Quieres apostar por esta rama de la gestión empresarial?

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera

Añadir comentario