¿Cuáles son los objetivos del marketing operativo?

marketing operativo

Cuando una empresa está a punto de lanzar un producto al mercado, los directores de marketing se enfrentan a un dilema sobre el que aún nadie ha podido decir la última palabra: decidir entre el marketing estratégico o el marketing operativo.

En un principio podría parecer que estos dos conceptos se refieren a lo mismo, pero en realidad no es así. Existen diferencias sustanciales que en materia comercial pueden inclinar la balanza en uno u otro sentido.

 

 

Marketing operativo y marketing estratégico, ¿son lo mismo?

Si la estrategia comercial de una empresa requiere tiempos breves o está planificada a corto plazo, la mejor opción será sin duda el marketing operativo.

La principal característica de este tipo de marketing es que no se centra en el análisis del mercado y la elección de la estrategia comercial, tal como sí lo hace el marketing estratégico, sino que más bien se preocupa del diseño, la ejecución y el control de un plan de marketing a través de prácticas concretas.

Es decir, que mientras al marketing estratégico le interesa sobre todo la definición de objetivos generales en función de los valores y principios de la empresa, al marketing operativo  le corresponde la puesta en marcha de las estrategias planificadas en las primeras etapas del proceso.

Sin embargo, por eso mismo cabe señalar que son tipos de marketing complementarios, es decir, que no puede entenderse el uno sin el otro. La planificación de estrategias no tiene sentido alguno sin los pasos para su ejecución, y viceversa.

 

Principales funciones del marketing operativo

Tras dejar claro que el objetivo principal del marketing operativo es la acción, es decir, el cómo vamos a llevar a cabo la estrategia planificada, podemos resumir sus principales funciones de la siguiente manera:

  • Diseño de posicionamientos y tácticas:

Toda acción necesita un diseño y unas tácticas de operación. El marketing operativo da forma a la estrategia comercial a través de un posicionamiento en el mercado en el que la empresa se desenvuelva.

  • Elaboración del presupuesto:

También le corresponde desglosar los gastos de la estrategia comercial. Para ello, lo más habitual es priorizar las acciones y dividirlas entre las más importantes y las que de alguna manera se derivan de las primeras. La idea es optimizar al máximo el plan de acción del marketing operativo.

  • Fijación del precio, la distribución y la comunicación:

Definidos los objetivos en la fase estratégica del proceso, al marketing operativo le corresponde igualmente definir el precio de salida del producto, la manera en que será distribuido a los puntos de venta y las estrategias de comunicación, que son elementos fundamentales a la hora de irrumpir en un mercado.

  • Monitoreo y control de las acciones:

Sus funciones, sin embargo, no acaban cuando la estrategia comercial se lleva a cabo. Los responsables del marketing operativo deben mantenerse al tanto de lo que supone entrar en el mercado, monitorear los comportamientos de los clientes, medir la evolución del producto y, sobre todo, estar atentos ante cualquier desvío o fallo que pueda presentarse e implementar soluciones.

 

Ten presente que la cuestión no es reside tanto en decidir entre marketing operativo o marketing estratégico. La clave de una estrategia comercial está sobre todo en saber aplicar los dos métodos en distintos momentos del proceso.

 

Conceptos Marketing

Tags:

Añadir comentario