Cómo sembrar el éxito en tu equipo mediante el coaching motivacional

Es innegable que un trabajador motivado se siente más comprometido con la compañía y es más productivo. Un estudio reciente de la firma Adecco afirma que el 97 % de los españoles cree que si fuera feliz rendiría más en el trabajo. Una cuestión que ya no solo depende del factor salarial, ya que el salario emocional cobra cada vez mayor relieve en el mundo de los negocios.

Apréndelo todo sobre la inteligencia emocional y como aplicarla en nuestra guía: 3 actividades que puedes comenzar hoy mismo para desarrollar tu Inteligencia Emocional

El líder motivacional tiene que actuar como un coach capaz de mover y motivar a sus equipos. Entender que las personas son el recurso más valioso para conseguir el progreso empresarial y desarrollar todo el potencial de sus colaboradores. Pero, ¿cuáles son los primeros pasos hacia la motivación laboral?

  1. No se puede motivar a un colaborador si no ve claro su beneficio.
  2. Un colaborador o equipo no intentará cambiar sin una dosis previa de autoconfianza.
  3. Ningún equipo estará preparado para el cambio si no se le deja participar.
  4. Es necesario escuchar, preguntar y analizar a los colaboradores. Detectar sus habilidades y reorientar su carrera profesional es la clave.

En este contexto, se puede establecer una guía de técnicas y buenas prácticas propias del coaching motivacional con las que conseguir motivar a tus colaboradores:

Team Building: organizar actividades con tus equipos de trabajo en un entorno ajeno al laboral puede ser una de las mejores ideas para “conectar” y crear engagement con los colaboradores. Es una tendencia al alza que puede adoptar diversas formas, siempre con el objetivo de cooperar con los compañeros para conseguir un objetivo o meta. Es necesario preparar la jornada con antelación y mantener en secreto la temática del evento. Se trata de divertirse, liberar tensiones y aprender a la vez. Para ello, los coach recurren a todo tipo de eventos, desde talleres tecnológicos a pruebas gastronómicas tipo “Master Chef” o jornadas olímpicas y multiaventura para potenciar la unión de los equipos.

Exposiciones en grupo: al menos con una semana de antelación propón a tus colaboradores participar en una sesión grupal en la que se debatirá sobre un tema fundamental para la empresa, por ejemplo, el servicio de atención al cliente o el ecommerce. Deberán aportar nuevas ideas y soluciones frente al resto de los miembros de la empresa. Es una dinámica de grupo recomendable para detectar nuevas habilidades y aptitudes de tus colaboradores que quizá sean de gran utilidad en otra posición dentro de la compañía.

Juego de cualidades: técnica que consiste en que cada miembro de un equipo deberá presentar en público a su compañero, destacando 3 cualidades positivas y 3 negativas sobre su personalidad y desarrollo profesional. Se pueden mezclar mandos, técnicos y personal base y repetir tantas veces como se prefiera. Es una forma muy sencilla de evaluar la estabilidad de las relaciones dentro de la empresa y detectar posibles amenazas para el buen clima laboral.

Lluvia de ideas: el brainstorming es muy utilizado por aquellos coach que buscan implicar a sus colaboradores en la toma de decisiones empresarial. De este modo, se sentirán parte de ella y aumentará su autoestima en el trabajo. Esta técnica -muy utilizada en otros ámbitos como el publicitario- consiste en dar rienda suelta a los empleados para que puedan exponer sus ideas, por ejemplo, ante nuevos planteamientos y servicios para nuevos productos.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario